buñuelos rellenos de crema pastelera al azafrán de la mancha

En 2015 publiqué la receta de estos buñuelos aprovechando que tenía que contar mi participación en el I Foro Técnico del Azafrán de La Mancha, pero como la entrada quedó demasiado larga y la receta también aparece en el libro para el que trabajé, he dedicido subirla al blog sin tanta introducción como aquella vez.

Así que, al lío con estos buñuelos de viento, que dicho sea de paso, en mi casa se hacen sobre todo en Cuaresma y para celebrar el día de Todos los Santos.

Ingredientes:

  • Ingredientes para la masa de los buñuelos:

250ml de leche entera

200g harina de trigo

150g de mantequilla

50ml de licor de anís y otros 50 para el/la cociner@, aquí no escatimes…

6 huevos

5g de sal

Aceite para freír (hay quien usa aceite de oliva virgen extra y quien usa aceite de girasol por ser más neutro. Tú decides)

Azúcar con canela para espolvorear sobre los buñuelos al final

NO le pongo levadura química porque al freír la masa a fuego medio, los buñuelos empiezan a crecer como si no hubiese mañana.

  • Ingredientes para la crema pastelera con azafrán:

500ml de leche

100g de azúcar

50g de maicena

10 – 12 hebras de azafrán de la Mancha

3 yemas de huevo

Elaboración:

Primero la masa de los buñuelos:

Pon a calentar la leche con la mantequilla, la sal y el anís.

Cuando rompa a hervir, añade la harina tamizada con ayuda de un colador y da vueltas hasta que se integre todo.

Retira del fuego, deja templar unos minutos y luego añade los huevos uno a uno. Bate bien según vas añadiéndolos  y no eches el siguiente huevo hasta que el anterior no esté completamente integrado en la masa.

Vuelves a poner a fuego medio y das vueltas y vueltas hasta que la masa se despegue de las paredes del cazo.

Retiras del fuego y lo dejas enfriar mientras haces la crema pastelera.

Como hacer la crema pastelera:

Pulveriza el azafrán en el mortero y lo añades a medio vaso de leche templada. Lo suyo es que infusione cuarto de hora antes de agregarlo al resto de los ingredientes.

Pasado este tiempo, colocas en el cazo el resto de la leche, junto con el azúcar y la infusión de azafrán y leche.

En un cuenco bates las 3 yemas y las mezclas con la maicena. No deben quedar grumos. Dale alegría a la mano.

Cuando la leche rompa a hervir, lo retiras del fuego, dejas enfriar un poco y entonces añades las yemas con la maicena.

LLevas de nuevo a fuego medio y le das vueltas y vueltas con las varillas hasta que espese.

En ese momento, lo retiras y colocas film transparente pegado a la masa para evitar que haga costra mientras se enfría.

Hacer buñuelos:

Calienta a fuego medio el aceite y echa la cantidad de masa que quepa en media cucharita de postre. Ten en cuenta que crecerá bastante cuando la frías.

Es importante que el aceite esté siempre a temperatura media, ya que de otro modo los buñuelos no crecerán tanto y absorberán más aceite.

Hay que usar una buena cantidad de aceite y si los fríes en un recipiente hondo, mucho mejor. Alguna vez los he frito en freidora a 150º y han quedado perfectos.

Según se van dorando, los sacas y los vas dejando sobre papel absorbente.

Una vez los buñuelos y la crema pastelera están a temperatura ambiente, los rellenas con ayuda de una jeringuilla para repostería. La puedes encontrar facilmente en tiendas especializadas o grandes supermercados. Si no quieres comprarla, puedes abrir los buñuelos por la mitad con un cuchillo y rellenarlos con ayuda de una cucharita. Hazlo con cuidado pues estos buñuelos son extremadamente blandos y delicados.

Rellenos dulces

Los rellenos dulces son un postre típico de Albacete que se suelen hacer por Semana Santa.

Es otra de las recetas que aparecen en el libro para el que trabajé y que fue editado por la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha. Podéis descargarlo de manera gratuita haciendo click aquí o en la imagen de la derecha.

La receta fue cortesía de la envasadora de azafrán de La Mancha Mª Ángeles Serrano Cuenca (Agrícola Técnica de Manipulación y Comercialización SL, Minaya, Albacete)

Muchas gracias Mariángeles por tu ayuda.

Ingredientes:

Miga de medio pan de hogaza pequeño

30 hebras de #AzafrándeLaMancha

9 huevos

8 cucharadas de azúcar

1/2 rama de canela

La piel de una naranja

1 vaso de leche (200 mL aprox)

Aceite de girasol

2 L de agua

Elaboración:

Mezcla muy bien la miga desmenuzada y los huevos. Debes añadirlos uno a uno y no eches el siguiente hasta que el anterior no esté bien batido. Tiene que quedar una masa blanda.

Calienta el aceite de girasol y ve echando cucharadas de la masa para que se frían los rellenos. Usa una cuchara sopera.

Escúrrelos a conciencia y deja que reposen en una fuente.

Ahora, en un cazo, tuesta cuatro cucharadas de azúcar. Cuando el caramelo esté hecho, retira del fuego y deja que enfríe un poco para, después, añadir el agua y cuatro cucharadas más de azúcar.

Echa también la cáscara de naranja y la canela.

Pon al fuego y cuando rompa a hervir cuenta cinco minutos e introduce los rellenos para que cuezan otros quince minutos más.

Mientras tanto, tritura el azafrán y échalo a un vaso de leche templada. *ver notas al final

Pasado este cuarto de hora, agrega la leche al cazo y de nuevo, deja que cueza cinco minutos más.

Remueve con cuidado para que se mezcle todo muy bien. Es aconsejable mover el cazo en lugar de meter un cucharón. Hay que evitar que se rompan los rellenos.

Deja enfriar y sírvelos al día siguiente.

Notas:

👉🏻 ¿Sabías que sólo el azafrán amparado bajo la DOP Azafrán de La Mancha se puede llamar azafrán de La Mancha (valga la redundancia) o azafrán manchego?

👉🏻El azafrán se debe triturar en un mortero preferiblemente de piedra o colocando las hebras en un trozo de papel no adherente, doblarlo y pasarle, por ejemplo, una cuchara por encima hasta que las hebras queden pulverizadas.

Albondiguillas de madridejos

Esta es una de las recetas que aparecen en el libro de la DOP Azafrán de La Mancha en el que trabajé durante poco más de un año. Por cierto, puedes descargarlo de manera gratuita aquí o pinchando sobre la imagen que aparece debajo de este párrafo..

Las albondiguillas se hacen siempre que hay algo que celebrar y según Gregoria Carrasco, que es la señora que me enseño a hacerlas, no faltan en ninguna boda de Madridejos.

Solo se hacen ahí y en los pueblos cercanos. Imagino que habrá alguna versión más, tal vez sin vino, pero Gregoria me enseñó a hacerlas de este modo y así las hice yo.

Esta señora, que junto con sus hijas, envasa azafrán manchego bajo la marca Zaffralia , tuvo el honor de salir preparando estas famosas albondiguillas en el famoso programa de TVE “Un país para comérselo”, presentado por Imanol Arias y Juan Echanove.

Personalmente creo que son un aperitivo perfecto al que nadie le va a poner pegas. Y aviso, cuando te llevas una a la boca ya no sabes cuando parar porque son puro vicio. ¡Riquísimas como todo lo que se hace con este azafrán!

El Azafrán de La Mancha es una especia que sirve para todo. Para mi es mágico porque mejora cualquier elaboración, ya sea dulce o salada, además, es potenciador natural sin enmascarar el sabor de los ingredientes, simplemente los mejora y todo con muy poca cantidad.

Existe la falsa creencia de que el Azafrán de La Mancha es caro, pero nada más lejos de la realidad. Su precio se debe solo al gran trabajo que conlleva pero usarlo para cocinar no resulta caro porque con pocas hebras tenemos suficiente. 1 g de Azafrán de La Mancha tiene entre 400 y 500 hebras según el año.

Os dejo el enlace de un documento para que leáis en su segunda página cómo usar bien el azafrán de La Mancha y las cantidades recomendadas. Digo recomendadas porque luego cada uno las adapta a su gusto. Según te vas acostumbrando al sabor del azafrán, puedes añadir un poco más. El azafrán de La Mancha engancha. ¡ojo! Quien lo prueba y comprueba que no hay otro mejor, ya no quiere otra cosa, además, las comidas resultan mucho más digestivas que con el colorante que lleva tartrazina, que es un derivado del petróleo.

Y bueno, no me extiendo más, si tenéis cualquier duda, podéis preguntarme o seguir en las redes sociales las cuentas de la DOP Azafrán de La Mancha (Facebook, Twitter, Instagram, YouTube) y preguntarle directamente a ellos.

Agradezco a Gregoria el ratito tan agradable y ameno que pasé con ella hablando, entre otras cosas, de albondiguillas y recetas típicas de nuestra región. Se quedará en mi memoria.

Ingredientes (50 o 60 albondiguillas):

1 Kg de magro de cerdo picado

150 g de jamón serrano picado

70 hebras de Azafrán de La Mancha (unos 0,15 g)

1 pellizco de orégano

100 mL de vino blanco

4 cucharadas soperas de perejil picado

10 o 12 dientes de ajo morado picado

1 docena de huevos

500 g de miga rallada de pan de hogaza (yo usé pan de cruz)*debe ser pan de 3 o 4 días

Aceite de oliva virgen extra (en mi caso Dehesa de Almodóvar)

Elaboración:

Mezcla el magro y el jamón picados.

Tritura el azafrán con ayuda de un papel no adherente que doblarás y frotarás, con una cuchara por ejemplo, hasta que quede pulverizado.

Bate los huevos junto con el ajo, el perejil, la sal y el azafrán que habías triturado.

Añade la carne, el vino y el pan y mezcla todo bien.

Debe tener una consistencia cómoda para hacer las albondiguilas. *ver notas al final

Puedes darle forma ayudándote de una taza pequeña y una cuchara que mojarás de vez en cuando en agua o directamente con las manos bien limpias y algo mojadas también en agua.

Ve colocándolas sobre una fuente y cuando todas estén hechas, fríelas en abundante aceite bien caliente hasta que estén doradas o muy doradas. Cuestión de gustos, ya tú sabes.

Notas:

A partir del minuto 2:24 de este video puedes ver a Gregoria haciendo las albondiguillas. Te servirá de ayuda. La masa, una vez has añadido el pan, no debe quedar ni muy seca ni muy blanda.

Va por ti Gregoria. Muchas gracias por todo.