COLIFLOR AL HORNO O COLIFLOR HORNEADA CON SALSA HARISSA. RECETAS PICANTES

RECETASPICANTES

¡Con la manía que le tenía de pequeña a la coliflor y ahora casi soy adicta a ella!. Me encanta crujiente y como más suelo comerla es en ensalada.

Este aperitivo, aunque lo he hecho con coliflor (era lo que tenía en casa) antes o después lo haré con brócoli porque nos ha encantado y se puede hacer con cualquiera de las dos verduras.

…Ahora que lo pienso, veo que tengo pocos aperitivos con verduras en el blog..

Sigo: la salsa harissa es una salsa muy picante pero al mezclarla con el resto de los ingredientes a la hora de rebozar la coliflor, se suaviza un poco por lo que este aperitivo no resulta tan fuerte. Es muy fácil de hacer y aguanta en la nevera algún tiempo, eso si, tienes que guardarla en un tarrito asegurándote de echar un pelín de aceite de oliva por encima para protegerla. Pincha aquí si quieres ver la receta.

Para acompañar la coliflor he hecho dos salsas. Una con yogur griego y otra con lactonesa.

Ambas llevan eneldo y albahaca.

Lo ideal es usar hierbas frescas pero si no las encuentras puedes usar secas.

Ingredientes:

1 cabeza de coliflor *ver notas al final

300g de harina

350ml de agua

4 cucharadas de salsa harissa

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

Salsa de yogur para mojar: 

1 yogur griego sin azúcar

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1/2 cucharadita de estragón seco

1/2 cucharadita de albahaca seca (Mucho mejor si encuentras eneldo fresco y albahaca fresca)

Sal

recetalactonesaajo

Lactonesa con ajo y hierbas:

100ml de leche entera

200ml de aceite de girasol

1 diente de ajo

1/2 cucharadita de estragón seco

1/2 cucharadita de albahaca seca

1 chorrito de vinagre

Sal

APERITIVOSPICANTES

Elaboración:

Lava bien la coliflor y rómpela en trozos pequeños.

En un cuenco grande mezclas la salsa harissa con sal, pimienta y las tres cucharadas de aceite de oliva.

Seguidamente añades los 300g de harina y el agua. Mezcla bien hasta que no queden grumos y añade la coliflor.

La dejas ahí mientras el horno se calienta. Lo pones a 230ºC.

Forras la rejilla del horno con papel para hornear y colocas los trocitos de coliflor.

Lo horneas durante 15 minutos.

Se sirve caliente y en cuencos individuales con algo de la salsa que prefieras, la de yogur si te gusta mezclar dulce con salado o la de lactonesa si prefieres salado al 100%.

Notas: 

Tanto si haces la coliflor entera como si no, la mezcla de harina, agua y salsa harissa es la misma. No cambies las cantidades…no merece la pena.

Va por ti.

ALCACHOFAS CONFITADAS. RECETA.

Como más me gustan las alcachofas son confitadas. Quedan tan tiernas y suaves…se deshacen en la boca. Una delicia, de verdad.

Lo único que les debes poner cuando las tengas en el plato son unas escamas de sal aunque con algo de foie encima, también quedan estupendas.

Hay que elegir unas alcachofas grandes y prietas.

alcachofasbodegon

Pon una cazuela a fuego suave con el aceite suficiente como para cubrir las alcachofas. Mi vitrocerámica va del 1 al 9 y la puse al 2.

Mientras se calienta, limpia las alcachofas, quitando las tres primeras capas y el tallo.

Una vez has quitado las hojas más duras a las alcachofas, las cortas por la mitad y las frotas con limón. A veces las introduzco directamente en el aceite y no uso limón.

El aceite debe cubrir las alcachofas. Al principio flotarán pero con el tiempo acabarán sumergiéndose del todo.

Te puedes olvidar de ellas durante hora y media aunque depende del tamaño. Puede ser incluso algo más.

alcachofasaceite

Cuando estén muy tiernas, las sacas y las escurres sobre una rejilla.

Les echas unas escamas de sal y ¡a disfrutar!

Como se pueden conservar en aceite unos días, aconsejo hacer más cantidad. Se escurren siempre antes de emplatarlas y se les puede dar un golpe de calor en el microondas, pero solo unos segundos.

Si quieres, aunque no es necesario, les puedes poner encima una viruta de foie o un crujiente de jamón o bacon que también puedes hacer calentándolos en el microondas hasta que crujan.  Pero antes, pruébalas solas con algo de sal en escamas y verás que no necesitan nada más. Siempre digo que menos es más.


Ingredientes:

Alcachofas
Aceite de oliva virgen extra (suficiente para sumergirlas)
Sal en escamas
Bacon o jamón muy picado (opcional)
Virutas de foie (opcional)

Notas:

Los tallos y las hojas que sobran se pueden usar para hacer crema de verduras o caldo.

Lo que guises después con el aceite en el que has confitado las alcachofas te saldrá más rico (estofados, tortilla de patatas…etc) porque en el aceite está el aroma y sabor de las alcachofas.

Una vez estén en el plato, las aplastas un pelín y con mucho cuidado con el tenedor. Quedarán como una flor.

Grabé un video de ocho segundos con el móvil. No era para subirlo al blog, pero después pensé que te podría venir bien ver cómo burbujea el aceite ya que te dará una idea de la temperatura. Además, me gustaron los sonidos de fondo..el del aceite y el de las campanas de la iglesia..Sube el volumen pero no esperes gran cosa.

Va por ti

CUENTO-RECETA. LAS EMPANADILLAS DE LA FISIOTERAPEUTA

 

Érase una vez una bloguera manchega, que debido a un problemilla muscular, se vió obligada a visitar cada día al fisioterapeuta durante una larga temporada. Tan larga, como casi tres meses.

En aquella clínica de fisioterapia de la calle Juan Bravo de Puertollano, pueblo donde vivía la bloguera de pinchos, trabajaban cuatro fisioterapeutas de manos mágicas y dedos maravillosos.

Se llamaban Alicia, Carol, Gema y Nuria.

Una buena mañana, mientras Nuria amasaba los músculos tensos y duros de aquella blogger, le contó a ésta, que hacía unas empanadillas muy ricas.

Los Ingredientes eran:

1 Paquete de Obleas para Empanadillas
1 Calabacín pequeño
Unos 12 Langostinos (la bloguera usó gambas que sobraron de la cena de Nochebuena y las echó a ojo)
1 Cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra (como mucho 2)
Sal
1 Huevo

La Elaboración:

Se pica el calabacín en dados y se hace a la plancha con el aceite.

Cuando esté hecho, se añaden los langostinos picados y se sala.

Se le da un par de vueltas y se aparta del fuego.

Se rellenan las obleas y se hacen las empanadillas, ovnis o la forma que más os guste.

Se pintan con el huevo batido y se hornean siguiendo las instrucciones del fabricante hasta que estén doradas.

La bloguera quedó encantada con la receta y mucho más cuando probó las empanadillas. Su cuello dejó de dolerle y ahora hace ejercicios a diario para evitar una recaída.

Nuria hizo una página en facebook y cuando su tiempo se lo permite, cuelga enlaces de lo más interesantes.

Y colorín colorado, este cuento-receta se ha acabado. Si quieres que te lo cuente otra vez, cierra los ojos y cuenta hasta tres.

FIN