SALSA HARISSA. LA SALSA PICANTE DEL MAGREB

La Salsa Harissa es una salsa muy picante que se utiliza mucho en los países del Magreb.

Los árabes la usan para mojar allí la brocheta o se ponen un poco en el cuscús. No debe quedar muy espesa. Su consistencia es parecida a la del tabasco, aunque esto depende de como le guste a quien la prepare.

Las recetas varían de un lugar a otro y yo la he preparado con estos ingredientes:

10 o 12 Guindillas (si queréis que no pique demasiado, quitadle las semillas)
2 Dientes de Ajo
1 Cucharada de Cilantro picado
Sal
2 Cucharadas de zumo de Limón
Agua
1 Cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:

Ponemos a remojo las guindillas durante un par de horas como mucho.

Después se escurren y se cubren con agua. Se hierven durante 10 minutos y se dejan enfriar.

En un mortero o con ayuda de la batidora trituramos las guindillas escurridas, el ajo, la sal, y el cilantro.

Cuando todo esté majado o bien triturado, agregamos el aceite, el zumo de limón y un poquito del agua de la cocción. La cantidad de agua depende de la consistencia que queráis darle a esta salsa.

Y ya está, sólo hay que darse un beso para que el picor desaparezca 😉

Os recuerdo que es una salsa muy picante, mucho más que el Tabasco. Así que, cuidado con ella.

Nota:

Antes de poner a hervir las guindillas, les quité las semillas para que la salsa picáse menos.

Este enlace me ha parecido muy interesante y apropiado para esta entrada. Con el permiso de Pascual Pomares, autor y creador de Gastronomístico, os lo dejo aquí para que lo leáis.

http://www.gastronomistico.com/2012/07/el-picante-un-sabor.html

Translate »