TOSTA DE JABALÍ CON GREMOLATA

Sé que no es fácil conseguir carne de jabalí pero que no te eche atrás hacer esta tosta porque puedes sustituirla, por ejemplo, por ternera o lomo de cerdo.

La gremolata es una salsa italiana que se hace con perejil, ajo, sal, pimienta, limón y aceite de oliva virgen extra. Puedes jugar con las cantidades, de hecho, si no vas a usar carne de monte, aconsejo hacerla más suave, es decir, con un solo diente de ajo morado y la ralladura de medio limón.

Como ves, es una receta sencilla con la ventaja de que la salsa verde o gremolata puedes hacerla con antelación. Yo la tuve un par de días en la nevera y sé que hubiese aguantado algo más.

Si tienes romero, tomillo, albahaca, orégano o cualquier planta aromática en casa que esté en flor, puedes usarlas para decorar, y bueno, también aportarán su sabor. He usado flores de romero porque combinan muy bien con la carne de caza.

Ingredientes:

Lomo de jabali

Sal en escamas

Mahonesa

Para la gremolata (puedes ver el video aquí)

6 ramas de perejil

Sal

Pimienta

1 o 2 dientes de ajo morado

La ralladura de un limón

Aceite de oliva virgen extra (la cantidad depende de lo espesa que quieras la salsa)

Elaboración:

Pica en brunoise el perejil y el ajo. Añade sal, pimienta y ralladura de limón. Incorpora el aceite de oliva virgen extra y mezcla todo muy bien. (En este video de 15 segundos puedes ver cómo se hace)

Después, tuesta el pan y unta un poco de la salsa.

Mientras tanto, con la sartén muy caliente y un hilo de aceite de oliva, marca bien la carne por todas partes. Personalmente prefiero que quede poco hecha por dentro y tostada por fuera pero esto ya es cuestión de gustos.

Una vez esté hecha a tu gusto, la sacas y cortas filetes o medallones que colocarás sobre el pan.

Para terminar, echas sal en escamas, repartes unas hojas de tomillo, o flores de romero, unas pimientas rosas, un botón de mahonesa y terminas con un hilo de aceite rico.

¡A disfrutar de esta receta con carne de caza!

Va por ti.