JAMONCITOS DE POLLO. RECETAS CON CERVEZA.

jamoncitosdepollocerveza

Creo que es la manera más sabrosa que hay de comer jamoncitos de pollo. Quedan jugosos y muy tiernos y no puede ser más fácil. En casa siempre nos ha gustado mucho esta receta y aprovechando que íbamos a comer, decidí fotografiar los jamoncitos para publicarla (con las correspondientes quejas de mis hijos ya que tenían hambre y no querían esperar a que la sesión de fotos terminase)

Estos jamoncitos son perfectos para acompañar una cervecita  o como plato principal.

Y otra ventaja, es que se pueden hacer con antelación y darles un golpe de calor antes de servirlos.

Ten en cuenta que para hacer estos jamoncitos es mejor usar una sartén de hierro o una cacerola. Evita el teflón, ya que puedes estropearlo. Ya verás la razón al final.

recetasconcerveza

Elaboración:

Calienta abundante aceite.

Fríe la guindilla y los ajos. Retíralo cuando estén fritos.

Sala los jamoncitos de pollo y fríelos en ese mismo aceite. Tienen que dorarse muy bien para que cuando terminen de cocer queden bonitos. Tardarás unos 20 minutos aproximadamente.

Cuando estén muy bien dorados, retira casi todo el aceite, dejando un poco que cubra con generosidad el fondo de la sartén o cacerola.

Añade los dos botes de cerveza y cuece los jamoncitos hasta que el caldo reduzca. Tardará aproximadamente otros 20 minutos. Depende de cada cocina, ya sabes.

Rectifica de sal.

Cuando quede poco caldo, retira la carne y con un colador de metal o una espumadera de las que llevan la misma tela metálica que los coladores, remueves la salsa para que ligue. Y si no, como diría una amiga: “saco la batidora y en un momento tengo la salsa ligada”

Por eso dije más arriba que hay que evitar el teflón, ya que con el metal del colador, lo arañarías y lo estropearías.

Una vez que la salsa está bien ligada, la echas sobre los jamoncitos y ¡a comer!

Si quieres, en este último momento, le puedes echar un hilo de miel.

jamoncitosdepollorecetasfáciles

Es de esas recetas que se hacen a ojo y tanto los ajos como la cantidad de guindilla, van a gusto del consumidor, pero bueno, aquí te dejo los ingredientes para que te hagas una idea.

700-800g de jamoncitos de pollo

2 latas de cerveza

Abundante aceite de oliva virgen extra (la cantidad necesaria para freír la carne)

5-6 dientes de ajo

Un trocito de guindilla o varias cayenas (se puede prescindir de ellas si hay niños)

Miel (opcional)

Sal

recetasconcervezapollo1

Si quieres ver otra receta con cerveza, pincha aquí

Va por ti

LOS NUGGETS DE JAVIER Y DANIEL. DIA MUNDIAL DEL NIÑO

Hoy, que es el Día Universal del Niño, dedico esta entrada a mis hijos.

Ellos me ayudaron a preparar estos nuggets a su gusto porque los he hecho varias veces y aunque se los han comido, no terminaban de gustarles.

Sabía que era por las especias, así que esta vez, decidí echárle solamente ajo deshidratado. Y por fin, ellos les han dado el visto bueno.

En realidad, estos nuggets sólo eran una excusa para hacer algo juntos en la cocina.
Los que hicieron mis hijos no tienen nada que ver con los de Carolina, la dueña del blog Tomillo, Laurel y Otras Cosas de Comer, pero me animé a hacerlos con ellos después de leer su receta. Si hubiése tenido queso crema, probablemente, los hubiésemos hecho al estilo de ese blog, eso si, hubiese eliminado la pimienta porque a ellos no les gusta. Pero bueno, lo importante es que al final, a Javier y a Daniel les han gustado y lo pasaron bien cortando la masa de carne con el molde de las pastas.

Que si, que nugget significa pepita y se supone que deben tener esa forma, pero ese día, mandaban mis hijos y a ellos les apeteció hacerlos así.

Quedaron bonitos y sabrosos.

Se me ocurrió hacer una salsa con mahonesa y jengibre, que evidentemente mis hijos ni probaron. No son niños delicados para comer, pero como nos ha pasado a todos, a partir de cierta edad, nos volvemos maniáticos con las comidas, ya sabéis, esto no me gusta, no quiero la cebolla, el pimiento sabe mal..etc etc. Con los años se pasa, así que, no les insisto mucho y suelo darme por satisfecha si prueban algo que ellos creen que no les va a gustar. A veces, se sorprenden y terminan comiendo de eso. Los niños al igual que los adultos, comen por la vista.

Ingredientes:

400g de Pechuga de Pollo
1 Cucharada de Ajo Deshidratado
Sal
2 Huevos
Pan rallado fino y grueso
Harina

Para la salsa:

2 Cucharadas de Mahonesa
1 Cucharadita de Jengibre Rallado

Elaboración:

Se pica la carne (usé picadora)

Se espolvorean la sal y el ajo.

Se mezcla todo muy bien y se da forma a los nuggets.

En este caso lo que hice fue extender la masa encima de la tabla de picar, haciendo una capa con un grosor de aproximadamente un centímetro y colocando un trocito de film transparente entre mi mano y la carne. De esta manera los niños pudieron cortárla con el molde.
Con la masa que sobraba, volvía a hacer otra capa de carne..así hasta que terminaron.

Enharinar cada nugget, pasar por huevo y por pan rallado. A mí me gusta espolvorear un pelín de pan rallado más grueso para que de un toque crujiente.

Se necesita más paciencia, pero verles con las manos en la masa no tiene precio. Y es cierto, lo que ellos cocinan, se lo comen con más apetito.

Un beso (es para mis hijos, no os hagáis ilusiones) 😛

ALITAS DE POLLO CON KIKOS Y PATATAS FRITAS

alitasdepollorebozadasconpatatasfritas.JPG

Siempre hago las alitas de pollo de la mísma manera: fritas. Pero esta vez les he dado forma de chupa chups y las he rebozado con patatas fritas y con kikos o quicos.

Ha habido opiniones para todos los gustos, a unos nos han gustado más con kikos y a otros con patatas fritas.

Y como me gusta mezclar dulce con salado, preparé también una salsa hecha con vinagre de jerez, soja y miel. Ni que decir tiene que los niños prefirieron las alitas sin la salsa, ya sabéis lo que les suele pasar. Eso sí, al menos conseguí que la probasen. Pienso que lo bueno es que vayan descubriendo sabores nuevos aunque al principio no sean de su agrado.

Recuerdo que de niña no me gustaba nada nada nada la miel y ahora soy capaz de comerla a cucharaditas y le echo miel a todo lo que puedo. Suelo sustituírla por azúcar.

Pero bueno, a lo que vamos…

Ingredientes:

Alitas de pollo
Kikos machacados en el mortero
Una bolsa de Patatas fritas que también machacaréis con el mortero
Aceite de Oliva Virgen Extra
Un cuchillo bien afilado para pelar las alitas
Harina
Huevo

*Para la salsa con soja:

Un chorrito generoso de Vinagre de Jerez

Un chorrito de Salsa de Soja

Una cucharada de miel

*Para la salsa con zumo de naranja:

Zumo de una naranja

Un chorrito de salsa de soja

Una cucharada de miel

alitaspollorebozadaspatatasfritaskikos

Preparación:

Pelamos bien el hueso de las alitas juntando toda la carne en un extremo.

Pasamos las alitas por harina y después por huevo.

Las rebozamos, unas con kikos y otras con patatas firtas.

Se fríen en abundante aceite de oliva virgen extra.

Mientras se fríen, podemos hacer las salsas.

Como ya os he contado más arriba, las he hecho a ojo.

La salsa de soja con vinagre necesita un hervor para que espese un poquito. Echas todos los ingredientes a un cazo y en pocos minutos, la tienes hecha.

La salsa de naranja se hace mezclando los ingredientes en frío.