Patatas asadas rellenas y gratinadas. Receta fácil

Para hacer este aperitivo con patatas asadas, debes elegir unas que sean pequeñas de tal modo que puedas comer cada mitad de dos bocados.

Hay que servirlas calientes, por eso, si quieres adelantar trabajo, aconsejo hacer sólo los tres primeros pasos que explicaré más adelante, reservar las patatas, si lo deseas, y dejar el gratinado para unos minutos antes de llevarlas a la mesa. Eso si, tampoco tengas 24 horas las patatas a medio hacer..

Es un aperitivo básico y de sabor sencillo al que nadie pondrá pegas.

Para esta receta he utilizado crema fresca o, como dirían algunos, crème fraîche . La encontrarás en el supermercado, cerca de donde está la nata para montar. En Mercadona la venden como nata fresca.

Ingredientes:

8 patatas pequeñas

1 tarrina de nata fresca

Sal

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de cebollino picado

Sal

Pimienta

Para decorar: huevas de trucha o pimiento rojo seco frito y triturado. Perejil…Lo que se te ocurra.

 

Elaboración:

Lava a conciencia la piel de las patatas. ¿Ya? Vuelve a lavarlas de nuevo, por si acaso… 🙂

1º. Ásalas en el horno durante 40 o 45 minutos. Depende de la variedad de patata. Pínchalas para comprobar que están en su punto.

Una vez se han enfriado, iguala los extremos con un cuchillo para que al apoyarlas no se vuelquen.

Ahora córtalas por la mitad y vacíalas un poco sin acercarte mucho a la piel. No queremos que se rompan. Yo lo hice con una cuchara parisina o sacabolas. Reserva en un plato.

2º. Pincela la la piel con aceite de oliva virgen extra y lleva de nuevo las patatas vaciadas al horno. Colócalas boca abajo y hornéalas unos 10 minutos para que quede crujiente la piel.

Mientras tanto haces un puré con la carne de las patatas, crema fresca, cebollino picado, sal y pimienta.

3º. Una vez están crujientes, coloca las patatas en una fuente y rellénalas con el puré. Si tienes, puedes usar una manga pastelera y si no, puedes hacerlo con cucharita.

4º. Gratínalas hasta que se doren un poco.

5º. Decóralas con lo que se te ocurra. Unas huevas de trucha y perejil, o con pimientos rojos secos fritos y triturados.

Los pimientos secos de la Mancha tienen una carne y un sabor especial. Me gustan mucho pero hay que freírlos con cuidado. Calienta bien el aceite y echa los pimientos. Yo los frío de uno en uno porque hay que darles la vuelta nada más echarlos. 2 segundos por cada lado. Los escurres bien y según se van enfriando en el plato, se van poniendo más y más crujientes. Si te pasas, se queman y amarguean. Para decorar estas patatas, dejé que enfriaran bien y luego los trituré con el mortero. Si te soy sincera, me gustaron más con pimientos que con huevas.

 

Va por ti.

 

 

 

 

 

PATATAS FRITAS CRUJIENTES CON ORÉGANO O PIMENTÓN

patatasfritascrujientes

Hacer patatas fritas crujientes y perfectas no tiene ningún misterio.

No es nada del otro mundo, pero ¿a quién no le gustan de este modo?

Yo las frío en aceite a temperatura media-baja y antes de que se doren las aparto del fuego, las escurro y las dejo enfriar.

Subo la temperatura para que el aceite se caliente lo máximo posible y las vuelvo a meter hasta que se doran y quedan crujientes por fuera.

Una vez están tiernas por dentro y crujientes por fuera, las escurro muy bien y les quito el exceso de grasa.

Espolvoreo sal y lo que me apetezca en ese momento. Puede ser orégano, pimentón, pimienta..¡Qué gusto da llenar un cucurucho de patatas fritas y comerlas con algún refresco o un vino o una cervecita fresquita!. Una vez al año no hace daño..

comohacerpatatasfritascrujientes

Y ya está, aunque para que el resultado sea el deseado, la calidad de las patatas debe ser buena. Yo tengo suerte y se las puedo comprar a un hortelano. A veces, cuando voy a su huerta, las saca de la tierra en ese mismo momento y luego me toca secarlas en casa.

Hace tiempo que dejé de comprarlas en las grandes superficies porque siempre se me quemaban por fuera y quedaban blandas y con sabor dulzón, incluso comprando las que supuestamente son para freír, no tenía los mismos resultados que con las patatas que le compro a este hortelano.

Pero como ya he dicho, el truco para tener las patatas fritas perfectas está en freírlas primero a temperatura suave para que se hagan por dentro, y después, a temperatura fuerte, dejándolas enfriar fuera del aceite mientras este se calienta al máximo.

Va por ti.

ATASCABURRAS. COCINA REGIONAL DE CASTILLA LA MANCHA.

 

atascaburrasrecetaalbacete

El atascaburras se come más en la zonas de Cuenca y Albacete.

Yo que soy de Puertollano (Ciudad Real)  nunca lo he comido en mi casa, aunque mi madre dice que cree que mi abuela si lo hizo alguna vez pero lo llamaba ajo mortero.

Castilla la Mancha es muy grande. Como ya sabéis es la tercera comunidad autónoma más extensa de España, precedida por Castilla y León y Andalucía, y el plato que puede ser típico en una de sus cinco provincias, tal vez no lo sea en las demás. Con el atascaburras ocurre eso.

El caso es que lo vi hace tiempo en el blog de Mamen y me llamó la atención. Soy muy fan del bacalao y me dije que antes o después tendría que hacerlo.

Como estamos en cuaresma, pensé que era el momento ideal para hacerlo, así que, saqué el mortero, un gran cuenco de barro y cuando todo estuvo hervido, me puse a hacer el puré, ya que este plato es eso, un puré de patatas con bacalao desalado, ajo y aceite de oliva.

 

recetadeatascaburrascanapes

 Ingredientes:

Tres patatas

500g a 700g de bacalao en salazón

2 dientes de ajo

150ml de aceite de oliva virgen extra

Pan para tostar

Nueces

Huevo cocido (opcional)

Aceitunas sin hueso (opcional)

Pimentón dulce (opcional)

Elaboración: 

Lo primero que hay que hacer es desalar el bacalao y para ello, tienes que tener el bacalao dos días en agua, cambiándola cada 6 horas.

Cuando esté listo, lo partes en porciones más o menos grandes y lo cueces durante cinco minutos.

En otro recipiente, cueces las patatas. Yo por adelantar tiempo, las cocí peladas y partidas.

Una vez, están los dos ingredientes cocidos, escurres las patatas y las echas a un cuenco grande de barro junto con el ajo picado.

Escurres el bacalao y lo desmigas, pero guarda el agua de la cocción porque te vendrá bien para añadirla al puré.

Lo añades a las patatas y lo aplastas todo muy bien con el mazo del mortero o almirez (me encanta esta palabra).

Poco a poco vas añadiendo un buen aceite de oliva y si lo necestitas, agua donde hemos cocido el bacalao.

Se come con nueces y también le puedes echar huevo cocido y aceitunas verdes. Aquel día, sólo tenía aceitunas negras en casa y esas fue las que usé pero las verdes, le van mejor.

Si te apetece, puedes espolvorear un pelín de pimentón de la Vera dulce.

 

canapesatascaburras2

Mamen, hice canapés con el atascaburras. Compré unos biscotes redondos de pan y resultaron perfectos para un aperitivo. No me gustaron las fotos que hice de la bandeja, así que, te dejo tres como muestra 🙂

¿Qué quieres que te diga? Todo lo que pienses ahora y la sorpresa que te lleves cuando leas estas últimas letras, es lo que quería conseguir que sintieras. Ya sabes que soy de pocas palabras y menos en el blog.

Un beso y gracias por la receta. Mi madre ni la recordaba.

Hoy, la receta va sólo por ti.