morcilla de burgos con salsa de naranja al azafrán de La mancha

Si, ya se que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que publiqué una receta pero ha sido todo por causa de fuerza mayor (lo conté aquí) y la vuelta tenía que ser con un aperitivo hecho con las dos cosas que más me gustan: Morcilla de Burgos Rios y mi Azafrán de La Mancha. (Ferrán, por favor, no digas nada. Ya tú sabes)

Por cierto, mi cámara está siendo reparada y he hecho las fotos con el móvil. No quedan igual pero sirve para un apaño. Espero que me lo perdonéis.

Este aperitivo lo he hecho en varias ocasiones y siempre ha sido un éxito. La última vez, antes de escribir esta entrada lo hice para Elo, Rosa y Carmela. A Carmela no le gusta la morcilla pero hace días me preguntó si ya había publicado la receta porque quería hacerla para unos amigos, así que, Carmela, Elo y Rosa, con el permiso del resto de los lectores, esta vez, va por vosotras.

Ingredientes:

1 morcilla de Burgos Rios

2 naranjas

20 hebras de Azafrán de La Mancha

Sal

1 cucharada sopera (cs en adelante) de harina de maíz

1 cs de vinagre de manzana o de vino

1 cs de miel

2 cs de aceite de oliva virgen extra

Ralladura de naranja

Elaboración:

Haz el zumo de naranja y reserva.

Rompe las hebras de azafrán un poco con los dedos bien secos y limpios.

Échalas al zumo y deja reposar.

Mientras tanto, corta la morcilla en rodajas gruesas de unos 2 o 3 cm de grosor. Las de Rios se pueden comer con piel pero si quieres, la puedes quitar.

Ásalas por las dos caras en una sartén antiadherente muy caliente. No hace falta que uses aceite.

Colócalas en una fuente.

Ahora haz la salsa. Para ello, echa el zumo con el azafrán a un cazo y ponlo a fuego medio. Incorpora la maicena y dale vueltas hasta que desaparezcan los grumos. Añade la miel, el vinagre, el aceite y la pizca de sal.

Sin dejar de darle vueltas, deja que hierva hasta que espese sólo un poco.

Cuando esté lista, la echas con ayuda de una cuchara sobre la morcilla.

Con un rallador espolvorea ralladura de naranja.

¡Buen provecho!

Notas:

La salsa de naranja que sobre puedes utilizarla para acompañar carnes a la plancha incluso algún pescado.

Otro día voy a sustituir la naranja por piña o mango o tal vez melocotón… seguro que queda bien. ¿Por qué no lo intentas tú con una de esas frutas?

La calidad del azafrán es muy importante. Más de lo que parece. No todos aportan el mismo aroma, color y sabor.

Para sacarle mayor rendimiento, conviene triturarlo o molerlo. Se puede hacer con los dedos si lo queremos roto, con ayuda de un mortero o colocando las hebras sobre un trocito de papel no adherente (papel de hornear, por ejemplo), doblarlo y pasarle por encima una cuchara hasta que todo quede pulverizado.

Podéis visitar la web de la DOP Azafrán de La Mancha y/o seguir sus redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube). Siempre dan consejos para sacarle mayor rendimiento a esta especia que a parte de color, aporta aroma y sabor. ¿Sabías que es potenciador natural del sabor y que puede ser sustituto de la sal en un momento dado? No enmascara el sabor de los alimentos. Los mejora. Pero de verdad, no exagero si te digo que debes usar uno de buena calidad.

Para estar seguros de su procedencia y calidad debemos buscar estos sellos en el envase, que son: la marca de conformidad de la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Azafrán de La Mancha y el sello europeo de la DOP

MORCILLA DE BURGOS CON SOFRITO DE CEBOLLA Y ESPÁRRAGOS TRIGUEROS CON AZAFRÁN DE LA MANCHA

magnumriosyesparragos

Hace poco vi una lasaña que se hacía con este sofrito y pensé que no estaría mal combinarlo con morcilla.

La casualidad quiso que tuviera todos los ingredientes necesarios en casa, así que, ni corta ni perezosa, me puse manos a la obra.

He usado magnum de morcilla de Embutidos Ríos, pero también se puede hacer con morcillas más pequeñas. Lo único que cambiará será el tamaño.

Ingredientes:

Magnun de morcilla de Burgos que cortaremos en rodajas de aproximadamente 2cm de grosor.

1 cebolla

250g 0 300g de espárragos verdes

20 hebras de azafrán de la Mancha

Sal

Pimienta negra (opcional)

Rebanadas de pan tostado en el horno

Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

30ml de agua para infusionar el azafrán

sofritocebollaesparragosazafrandelamancha

Elaboración:

Pulveriza las hebras de azafrán en el mortero. Calienta el agua y échala al mortero para que infusione mientras haces el sofrito. Reserva.

Corta el pan y tuéstalo en el horno. He usado pan de molde y lo he cortado redondo con un molde para emplatar. Reserva.

Pica la cebolla en juliana y sofríela en la sartén a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Pica los espárragos verdes y añádelos a la cebolla cuando esté casi hecha.

Después de un par de minutos, añade la infusión de azafrán y deja que se evapore el agua al mismo tiempo que remueves todo con una cuchara de palo para que la cebolla coja color.

Rectifica de sal, aparta del fuego y reserva en la sartén.

En otra sartén muy caliente, sin aceite, asa las rodajas de morcilla por las dos caras.

Colócalas sobre el pan tostado y encima pon algo del sofrito de cebolla.

Más fácil imposible.

Va por ti.

aperitivosconmorcilladeburgos

Notas:

No es necesario tostar ni calentar el azafrán de la Mancha porque viene listo para ser usado, además, si le das más calor, aunque sólo sean unos segundos, corres el riesgo de estropearlo. Búscalo siempre con el sello de la Denominación de Origen Protegida que garantiza su calidad y procedencia. El resultado será mucho mejor.

12985510_1716931168551577_865635851907393051_n

APERITIVOS EN VASITOS. PURÉ DE PATATAS CON HUEVOS AL VAPOR Y PAN DE MORCILLA.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-000
Puré de patatas, huevo y pan de morcilla

Con estos aperitivos en vaso participé en el “Concurso Nacional de Cocina Amateur con Embutidos Ríos”. Había varios premios y yo gané el premio a la mejor fotografía. Imagina lo contenta que me puse.

Aunque tuve un problema. Resulta que envié la receta en un PDF y perdí la tarjeta en la que tenía guardadas todas las imágenes y claro, no podía publicar la entrada. Llegué a pensar en repetir la receta sólo para volver a fotografiarla, pero se me ocurrió pedirle ayuda a San Google y encontré un enlace que me permitió descargar imágenes de un archivo PDF. Así que, Alberto, si necesitas alguna, ¡por fin las tengo de nuevo!.

Las combinaciones para este aperitivo son varias. Puedes hacer sólo puré de patatas con huevo y pan o puedes añadirle una capa de morcilla de Burgos. También está la opción de sustituir esa capa de morcilla por pan de morcilla que puedes hacer en casa. La receta puedes verla pinchando en la imagen.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-001

He de decir que uso la panificadora para amasar. La compré en Lidl y no fue demasiado cara. Si dudas comprarla, te animo a que lo hagas, porque para empezar a hacer pan viene genial. No es por hacer publicidad de ese supermercado. Si te lo cuento es porque creo es la más económica que puedes encontrar y a mi me ha dado buen resultado. Eso si, tienes que prestar atención porque sólo la venden una vez al año.

Sigamos con la receta. Te daré los ingredientes para que lo prepares sin pan de morcilla. Aunque te aseguro que merece la pena hacerlo. Pero bueno, no pretendo complicarte la vida. Sólo quiero animarte a probar este aperitivo y la manera adecuada es haciéndolo lo más simple posible. Al fin y al cabo, la finalidad de este blog, es animarte a cocinar y que consigas tapas y aperitivos sencillos con buen resultado.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-006

Ingredientes para unos 8 o 9 vasos más o menos:

4 patatas medianas (tirando a grandecitas)

Agua para cocerlas

50 g de mantequilla (aproximadamente)

Sal

80 ml de leche (aproximadamente)

1 morcilla de Burgos (ya sabes, Ríos me encanta)

Rebanadas de pan tostado en el horno.

Agua

Alguna hierba aromática que te guste (le va bien el cebollino o el perejil y tal vez cilantro)

Huevos (uno por vaso)

Aceite de oliva virgen extra

aperitivosvasitos

Elaboración:

Cuece las patatas.

Haz el puré. Me gusta añadirle mantequilla y leche hasta que queda la consistencia y sabor que me gusta. Rectifica de sal.

Unta los vasitos con algo de aceite de oliva virgen extra.

Echa algo de puré y presiona un poco con la cuchara.

Pela la morcilla, deshazla y cocínala sin aceite en una sartén.

Coloca algo de la morcilla sobre el puré de patatas.

Añade un huevo sobre la capa de morcilla.

Parte rebanadas de pan. También puedes hacer bastones.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-005

Tuéstalas en el horno.

Mientras tanto, coge un cazo y echa algo de agua. No demasiada para evitar que al hervir se cuele en los vasos. Cubre el fondo. Con eso es suficiente para crear vapor y que cuaje la clara.

Coloca los vasitos.

Tápalo y pon a hervir durante tres o cuatro minutos o hasta que la clara esté hecha.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-004

Ayuda tener tapaderas de cristal porque así controlas mejor como va el huevo.

Procura que la yema quede jugosa. Mi consejo es que en cuanto la clara se ponga blanca, lo retires del fuego y lo dejes enfriar destapado para después, sacar los vasos con mucho cuidado.

PUREE_DE_PATATAS_CON_HUEV-007

Y ya sólo tienes que servilos y disfrutalos. Si lo deseas, pica algo de cebollino o perejil. ¡Le irá bien!

Notas:

Puedes usar vasos para chupitos y utilizar huevos de codorniz. En este caso, haz bastones de pan si o si.

Puedes sustituir la capa de morcilla por pan de morcilla, que es como yo lo prefiero. No imaginas lo rico que está ese pan y tostado, ¡ni te cuento!.

Si quieres ver más aperitivos con ese pan, pincha ⬅️

Si quieres ver como se hace el pan de morcilla y no tienes ganas de subir a la imagen de la barra que hay más arriba, ➡️ pincha

Va por ti.