Gazpachos manchegos

La cantidad de carne que hay en los ingredientes admite más tortas cenceñas pero, como siempre, va a gusto del consumidor. Las recetas son orientativas.

Esta receta típica manchega, puedes verla también si haces click con el ratón sobre la imagen de la derecha; la del libro “El Azafrán de La Mancha en la cocina tradicional”.

Hay mucha gente que llama galianos a los gazpachos manchegos pero hay diferencias entre una receta y otra, por eso, dentro de poco, publicaré la de los galianos.

Lo suyo, para respetar el origen de este guiso, es hacerlo con carne de caza pero si no la tienes o no te gusta, puedes sustituirla por pollo. No es lo mismo, pero como dice el refrán, a falta de pan, buenas son tortas.

Y hablando de tortas: las que se necesitan para hacer gazpachos puedes encontrarlas en Mercadona y también en Hipercor o supermercados del C. Inglés.

Hay a quien le gustan con más carne y menos tortas, o viceversa. En esta ocasión, se ve bastante la carne, por eso, si queréis, podéis añadir más cantidad de tortas. Mis cantidad

Una ventaja de este guiso es que, si lo deseas, puedes prepararlo todo el día de antes, salvo las tortas, que las añadirás al día siguiente, quince o veinte minutos antes de llevarlo a la mesa.

A mi me parece una comida buenísima y diferente si tienes muchos invitados en casa; una receta perfecta para combatir el frío en estos días de invierno.

Los ingredientes y la elaboración son cortesía de Mª Ángeles Serrano Cuenca : Mariángeles, fue un placer conocerte y pasar contigo unas horas que siempre recordaré con cariño. Gracias por tu ayuda. El libro está hecho entre todos.

Agrícola Técnica de Manipulación y Comercialización, S.L.

Minaya. Albacete.

Al final de la receta aporto la información nutricional, que, como ya he dicho

Ingredientes (para 10-14 comensales):

1/2 liebre

1 perdiz

1/2 conejo

Los hígados de la liebre y conejo

8-10 tortas cenceñas o la misma cantidad en bolsas de tortas cenceñas (las venden en Mercadona)

1 pimiento rojo italiano

2 cebollas grandes

1 cabeza de ajo morado

6 hojas laurel

200 g de champiñones

200 g de jamón o 1 hueso de jamón

50 hebras de Azafrán de La Mancha

6 u 8 tomates

150 mL aceite de oliva virgen extra

2.5 L de agua

Unas ramas de tomillo y de romero frescos

Pimienta negra en grano

3 cucharadas de almendras tostadas

12 ramas de perejil

Sal

Elaboración:

Fríe los hígados con algo de sal. Reserva en plato.

Parte la carne en trozos grandes. Echa la perdiz y la liebre a una cazuela con las hierbas aromáticas, una cebolla, el ajo, el laurel, el pimiento, la pimienta y la sal. Cuécelas y cuando quede poco para que la carne esté tierna, añade el conejo.

Una vez la carne esté acabada, sácala del caldo y desmenúzala cuando esté fría. Mejor con las manos. No debe quedar ningún hueso. Reserva.

Cuela el caldo y resérvalo también.  

En un recipiente de capacidad suficiente, prepara un sofrito con la otra cebolla y los tomates, todo muy bien picado. Cuando esté casi hecho, agrega los champiñones, el jamón cortado en dados, y posteriormente, la carne desmenuzada.

Vierte encima el caldo de la cocción y deja que hierva unos diez minutos.

Mientras tanto, haz un majado con los hígados fritos, el perejil, el azafrán, las almendras y un poco del caldo de la cocción. Deja cocer.

Pasados cinco minutos agrega las tortas cenceñas troceadas.

La elaboración estará terminada cuando las tortas estén muy blandas y el caldo casi haya desaparecido (esto ya va un poco a gusto de cada uno).

Va por ti.

TUMBALOBOS MANCHEGO. COMIDAS TÍPICAS DE CASTILLA LA MANCHA.

recetaoriginaltumbalobosmanchego

Habrá muchas versiones de este plato. Una de ellas ya la publiqué hace tiempo y es el moje o pique que hace mi madre en casa y aunque ella siempre le ha llamado tumbalobos, nada tiene que ver con este, que, si no es el verdadero, poco le falta.

Cuanto más picante sea, más tumbalobos será. Pero esto va a gusto del consumidor. No todo el mundo tolera del mismo modo el picante.

Me gusta usar guindillas secas y suelo echarle un par de ellas, pero en esta ocasión, solamente tenía en casa guindillas cayenas y como había quien tolera poco el picante, sólo utilicé seis pero repito, son pocas porque esto debe picar a rabiar.

En los ingredientes, pondré esa cantidad, pero tú, hazlo a tu gusto. Si lo quieres más picante, ya sabes lo que tienes que hacer.

Otra cosa: en lugar de usar un bote de tomate troceado, puedes hacerlo con 1kg o kilo y medio de tomates pero tendrás que escaldarlos para pelarlos con facilidad sin perder su jugo y trocearlos.

Y aclarado todo esto, te dejo los ingredientes y la elaboración. Como verás, el tumbalobos es una receta sencilla de hacer y te aseguro que es perfecta para tomar con una cerveza o un buen vino de la tierra.

¡Ah! se me olvidaba algo muy importante. Lo ideal para hacer el tumbalobos es usar caldo de la caldereta. Normalmente estas dos recetas van unidas. Mientras la caldereta se termina de hacer, se suele comer el tumbalobos que se puede hacer en el rescoldo de una lumbre de chimenea pero bueno, a falta de chimenea, lo haremos en la cocina de casa que también sale estupendo.

Una ventaja es que se puede tener hecho y guardado en la nevera durante un par de días..si llega, porque en mi caso, no dura ni un asalto.

tumbalobos

Ingredientes:

1 bote de tomate troceado o 1kg y 1/2 de tomates

2 cebollas tiernas no pequeñas. Más bien medianas tirando a grandes.

5 dientes de ajo morado

6 guindillas secas (cayena)

2 pimientos choriceros secos

1 rebanada de barra de pan no muy grande (en esta ocasión he usado barra)

100ml de aceite de oliva virgen extra (unas 10 cucharadas soperas)

Medio vaso de caldo de la caldereta

Sal

Pan

tumbalobosreceta

Elaboración:

Fríe en una sartén las guindillas rotas con los dedos y los ajos picados.

Cuando estén fritos, los sacas y reservas en un plato o fuente.

Fríe los pimientos choriceros que previamente has roto con los dedos. (ver notas al final)

Reserva los pimientos junto a las guindillas y los ajos.

Finalmente, en ese aceite, fríe la rebanada de pan.

Escurre muy bien y reserva en el mismo plato.

Por otro lado, pica muy fino o en brunoise, las cebolletas y mezcla con el tomate. Todo en crudo.

Mientras tanto, maja con algo de sal y en un mortero los ajos, las guindillas, los pimientos y el pan que tienes reservados.

Incorpora el majado y medio vaso de caldo de carne.

Mezcla todo muy bien.

tumbalobosmanchegoSe sirve en la misma sartén o en una escudilla de barro.

Me gusta comerlo con rebanadas de pan tostado.

recetatumbalobos

Una para ti y otra para mi.

Notas:

  • Los pimientos secos o choriceros se deben freír a fuego medio-alto y sólo unos segundos por cada lado porque se queman rápidamente y su sabor resulta amargo. Cuando ya están en el plato, terminan de ponerse crujientes según se van enfriando. Si los fríes enteros, quítales el pedúnculo y saca las semillas. Echa algo de sal por dentro y fríelos en abundante aceite a temperatura media. Sólo unos segundos por cada lado para evitar que se quemen. Deben quedar de color rojo vivo y no negros. Para esta receta es mejor freírlos en trocitos pero para acompañar las migas, es mejor enteros.
  • Ojo si usas tomate de bote. Debe ser troceado y NO triturado. Lo suyo es que el tumbalobos tenga tropezones.
  • La graci-a está en el picante. Cuanto más pique, mejor. 😉

Va por ti.

CALDERETA DE CORDERO AL ESTILO MOTA DEL CUERVO (CUENCA). COMIDAS TÍPICAS DE LA MANCHA.

comidastipicasmanchegas Miguel (el Peluca), Francis (el Tejo), Vicen, Santi (el Largo), Luis y Javi (mi marido al que también llaman por el apellido) coincidieron en la Escuela de Minas de Madrid (ETSI Minas-UPM) allá por los años 80 pero por circunstancias de la vida cada uno “ha tirado para un lado” así que, hace tiempo y para no perder el contacto, eligieron un fin de semana y cada año, para esa fecha, alquilamos una casa rural para pasar un par de días juntos. Ahora todos somos padres. Nunca vamos al mismo sitio, pero lo que jamás cambiamos para comer son la caldereta de Miguel un día y otro, las migas. Amparo, la consorte de Miguel, es de Mota del Cuervo (Cuenca) donde organizan cada año para las fiestas de su barrio, que son a finales de mayo por Santa Rita, un concurso de calderetas y tengo que decir que Miguel, a pesar de ser de Puertollano, hace algunos años ganó el concurso…y no me extraña porque le sale bárbara. Cada pareja se encarga de comprar una cosa. Unos compran para el desayuno, otros para la barbacoa, otros para la comida, aperitivos, bebidas, etc etc. tartamanzanahojaldre Este año, Maite, la mujer del Tejo (Francis), hizo una tarta riquísima de manzana de la que dimos cuenta el viernes por la noche en un abrir y cerrar de ojos. Ellos son los encargados de comprar el cordero en una carnicería del mercado de Puertollano. Pero sigamos…La caldereta de cordero es uno de los muchos platos típicos que hay en Castilla la Mancha. En cada zona de esta Comunidad Autónoma se elabora de una forma distinta y su nombre se debe a que se cocina en calderos grandes. comohacercalderetadecordero Hay quien le echa pimiento verde, pero mi madre, manchega de pro, coincide con Miguel y no lo usa. Lo que tampoco debe llevar toda buena caldereta manchega que se precie de serlo, son patatas. La he comido con ellas, pero no es lo mismo. No tiene nada que ver. Además, imagino que los pastores, cuando se les moría una oveja, dudo que en ese momento, llevasen patatas para echarlas al caldero. El origen de la caldereta se la debemos a los pastores que hacían este guiso para aprovechar la carne de los animales que morían. ¡Y bueno! por dedicar una entrada a estos fines de semana rurales, quise publicar la caldereta manchega que prepara Miguel y de paso añadirla a la sección “comidas manchegas favoritas“. La caldereta es de esas comidas que se come en la sartén y de pie. Ya sabes, cucharón y paso atrás. corderomanchegoigp Ingredientes (12 personas):

5kg de pierna y/o paletilla de Cordero manchego en trocitos tamaño bocado *Ver notas al final

Unas hojas de laurel

2 cebollas

2 litros de vino blanco

2 litros de agua

Sal

Pimienta molida

3 cabezas de ajo morado

1/2kg de tomate natural entero (usó de bote y el peso va escurrido)

1 vaso de aceite de oliva virgen extra

3 o 4 cayenas (opcional)

Elaboración:

Los ingredientes se van echando a la sartén en crudo según se van picando.

Picas las cebollas en trocitos no muy grandes.

Picas en varios trozos cada tomate.

Salpimentas la carne.

Añades el laurel, las cayenas rotas con los dedos y las cabezas de ajo enteras.

Finalmente agregas el vaso de aceite de oliva virgen extra, el vino y el agua. (el caldo debe cubrir la carne)
Calderetadeverdad Se deja cocer al calor de la leña hasta que el caldo reduzca y la carne esté tierna.

A media cocción, puedes añadir algo de sal y pimienta si lo crees necesario. calderetamanchegacordero Notas:

  • A Miguel le gusta que el carnicero le de 3 o 4 machetazos a la carne, y después, él termina de picarla en trocitos tamaño bocado. Más que nada es para que no se astillen demasiado los huesos.
  • No hay que quitarle el hueso ya que aporta sabor al guiso. Aunque la carne esté deshuesada, lo suyo es que eches los huesos al caldero para que den sabor al guiso
  • He puesto 2 litros de agua y 2l de vino pero se puede echar un pelín más de ambos. Siempre a partes iguales.

Mientras se hacía la caldereta comimos unos aperitivos.

Anchoas sobre pan frito con pimientos del piquillo

Morcilla de Burgos 

Oreja de cerdo

Ceviche de mejillones

Y esto fue lo que quedó…. una imagen vale más que mil palabras. calderetadecorderomanchego Va por esos fines de semana rurales, que esperemos, podamos disfrutar durante muchos años. Este año hemos estado en Cardeña, (Córdoba), en una casa rural llamada Navalaperdiz. Somos 23 personas en total y estuvimos muy cómodos. La casa es grande y el entorno es muy bonito. También está preparada para grupos más pequeños, así que, si buscas pasar un fin de semana rural en la provincia de Córdoba, te la recomiendo. Chic@s espero que os guste y perdonéis que me haya enrollado tanto, pero a veces, es inevitable. 🙂 Empiezas a escribir y las cosas salen solas.