CARPACCIO DE CALABACÍN CON QUESO CREMA

Te aseguro que es un bocado delicioso que crea adicción y es muy fácil hacerlo.

Sólo tienes que partir el calabacín en tiras muy finitas. Hazlo con el pelador de verduras o con una mandolina.

Cuanto más pequeño y delgado sea el calabacín, mucho mejor.

Lo escaldas diez segundos en agua hirviendo con sal. No escatimes en sal, ya sabes que el calabacín es algo insípido.

Escurre las tiras y mételas en un recipiente con agua fría, muy fría..



Unos segundos después, cuando las tiras estén frías, las vas sacando una a una según vayas haciendo los rollitos.

Para ello, coges una cantidad no muy grande de queso crema con una cucharita de postre. Lo colocas sobre el extremo de la tira de calabacín, echas algo de sal y pimentón o pimienta y lo enrollas.

Una vez estén hechos puedes volver a espolvorear un pelín de esa misma especia o condimento y le echas un hilito de aceite de oliva virgen extra.

Puedes hacerlos con pimienta, pimentón o miel.

Los tres sabores me gustan mucho. ¿Cuál prefieres tú?

A los que llevan pimienta o pimentón, no olvides echarles un chorrito de aceite de oliva virgen extra cuando estén hechos.

Ya me contarás si lo haces en casa.

Mira este video y comprobarás lo fácil que es hacerlos.

Ingredientes:

1 calabacín pequeño
Queso crema
Pimentón, pimientas, miel (A elegir. Esto es para espolvorear lo que os guste una vez esté emplatado)
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Va por ti

 

calabacín, como sonaprovechar.