Rollitos de obleas de arroz con bacalao ahumado y salsa oriental

Preparé estos rollitos con lo que tenía en la nevera, por lo tanto, si decides hacerlos, puedes seguir la receta al pie de la letra o improvisar con lo que tengas.

Aquel día había quedado algo de bacalao ahumado, así que me atreví a usarlo pero tú, si lo deseas, puedes prescindir de él y sustituirlo por lechuga o por más de una verdura.. incluso cambiarlo por pechuga de pollo a la plancha y luego desmenuzada. Siempre digo que las recetas son orientativas.

Para no liar mucho la cosa, explicaré cómo los hice. Quedaron bastante bien aunque también le da puntos lo sencillos que son.

No se tú, pero yo agradezco las recetas fáciles.

Aconsejo acompañar los rollitos con una salsa. En mi caso hice salsa oriental ajustando los ingredientes a nuestro gusto pero también le puede ir bien una salsa de chile dulce con cacahuetes. Más abajo escribiré la receta.

Ahora te voy a decir cómo hacer rollitos con obleas de arroz y bacalao ahumado.

Ingredientes para 4 o 6 personas:

160g de bacalao ahumado

2 pepinos rallados

2 zanahorias ralladas

Cilantro fresco

2 aguacates cortados en rodajas no gruesas

Obleas de arroz

*Receta para hacer salsa oriental*

4 cucharadas de salsa de soja

1 cucharada de aceite de sésamo

1 cucharada de vinagre de arroz

Zumo de media lima

Zumo de media naranja

Unas hojas de cilantro picadas

El verde del tallo de la cebolleta muy picado

1 cucharada de sésamo

1 poco de picante si lo deseas (en mi caso un poco de guindillas secas que había molido aquel día por la mañana)

1 poco de jengibre fresco rallado o 1/2 cucharadita de postre de jengibre seco

Elaboración:

Ralla el pepino y la zanahoria. Reserva.

Corta los aguacates en rodajas y échales algo de zumo de lima para que no se oxiden. Reserva.

Pon agua a calentar para hidratar las obleas de arroz. Debes seguir los pasos del fabricante. Te aconsejo que lo hagas de una en una. No tardan más de 20 segundos..por ahí anda.

Una vez esté la oblea hidratada, sácala y colócala sobre un paño húmedo.

En un extremo, pero sin llegar al borde, coloca 3 rodajas de aguacate, encima pepino rallado, luego algo de bacalao, unas hojas de cilantro y un poco de zanahoria rallada. No tiene que ser en ese orden… sólo debes colocar cada ingrediente encima del anterior.

Ahora empieza a enrollar hasta la mitad de la oblea. Aprieta bien para que el rollito quede compacto. Dobla los extremos hacia el interior y sigue doblando hasta llegar al final.

Repite la operación con todas las obleas.

Reserva en un plato o sobre un poco de lechuga húmeda y fresca.

Ahora haz la salsa mezclando los ingredientes líquidos. Después añade los frutos secos, el sésamo, el cilantro o la hierbabuena picada y el tallo de la cebolleta bien picado.

Moja el rollito en la salsa para comerlo por eso aconsejo servirla en cuencos individuales.

Si lo deseas puedes cortarlos por la mitad a la hora de servirlos.

Va por ti.

Hay otra salsa que también le puede ir bien a estos rollitos. Se hace mezclando salsa de chile dulce con cacahuetes, salsa de pescado y zumo de lima. Repito lo que dije más arriba. Hay que ajustar las cantidades a gusto del consumidor.

Notas: 

Puede que la primera vez te cueste manejar las obleas pero una vez hayas hecho dos rollitos, será coser y cantar.

No los hagas demasiado gruesos. Cuida la cantidad de relleno que pongas en cada oblea.

Procura que todos salgan iguales pero si no lo consigues, tampoco pasa nada. Lo importante es que estén ricos, eso si, que todo quede en casa…

 

 

CANAPÉS DE SALMÓN AHUMADO CON FRESAS O AGUACATE

collagecanapespinchos

Estos canapés son fáciles de hacer y he ido mezclando la cantidad de los ingredientes a mi antojo.

La mezcla de queso es mejor hacerla con unas horas de antelación. Si es un día antes, mucho mejor ya que el sabor del eneldo se notará más que si la preparas en el último momento.

Estas son las cantidades aproximadas que usé, porque como ya te he dicho, lo hice a ojo. Lo que si es seguro, es la cantidad de salmón. 😉

Preparé unos cuantos canapés con aguacate y el resto con fresas, pero también se pueden hacer con ambas a la vez.

fresassalmonahumadocanapes

Ingredientes:

200g de salmón ahumado

Queso crema (unos 150g)

Fresas (unas 5 o 6)

Aguacates (para esta cantidad con 1 o 2 hay suficiente)

Eneldo fresco o seco

El zumo de 1 limón o lima (ralla antes su piel si la vas a espolvorear al final)

Sal

Pan tostado

Aceite de oliva virgen extra

canapessalmonpanbimbo

Elaboración:

Mezclas el queso y el eneldo fresco muy picado. Añade sal si lo crees necesario.

El aguacate, para evitar que se oxide, puedes echarlo a un cuenco una vez lo has picado y regarlo con zumo de limón o lima. También puedes regar las fresas, pero usa diferentes cuencos para que éstas no se manchen con el aguacate en caso de que hagas los canapés de salmón con fresas y aguacate.

Untas algo de queso con eneldo sobre una tosta de pan. Yo los hice tamaño bocado.

Y añades por separado trocitos de salmón, aguacate y/o fresas. Si quieres, puedes espolvorear sésamo negro, ralladura de lima o de limón o lo que se te ocurra y creas que puede ir bien. Unas nueces rotas seguro que le van genial.

Finalmente echas un hilo de aceite de oliva virgen extra y ¡a disfrutar!.

Notas:

También puedes usar la piel del aguacate como recipiente pero para que quede mejor, usa aguacates lo más pequeños posible.

aguacatepielsalmón

Sigo tomando las fotos con el móvil y me gusta el resultado. Al final, no estoy echando tanto de menos mi cámara como yo pensaba..

Va por ti.

BOMBAS O BOMBONES DE SALMÓN AHUMADO RELLENOS DE VUESTRA IMAGINACIÓN

Estos bombones o bombas de salmón ahumado son perfectos como entrante o como aperitivo.

Para que su tamaño sea el ideal, lo mejor es usar como molde las tacitas del café. Se podrían hacer un poquito más grandes (no mucho más) pero nunca más pequeños. No son para comerlos de un bocado porque no se disfrutarían de la mísma manera, creédme.

Primero se cuece el arroz con agua y sal.

Mientras se va cociendo, forráis las tacitas con film transparente y cubrís el fondo y las paredes con lonchas de salmón. Una por tacita..

 

Se rellena el hueco con el arroz cocido.

Con el extremo del mango de la cucharita hacéis un agujerito en medio del arroz y añadís la salsa y si queréis también el picadillo de pepinillos, alcaparras, cebolleta y huevo cocido. Es vuestra imaginación la que hace el trabajo.

Yo hice unas bombas con arroz cocido y salsa, otras añadiendo el picadillo y algunas más sólo con picadillo.

Las rellenéis como las rellenéis, termináis cerrando el bombón con los bordes de salmón que sobresalen y apretáis bien con el film transparente.

 

Les quitáis el film y emplatáis, aunque también podéis llevarlos así a la nevera y tenerlos ahí hasta el momento de servirlos.

Para saber el relleno que lleva cada uno, se le echa un poquito por encima.

Espolvorear con ralladura de limón y listo!

Ingredientes:

180g-220g de salmón ahumado
80g de arroz cocido
1 cucharada de mostaza
1 cucharada de mahonesa
1 cucharadita de miel
Alcaparras
15 pepinillos en vinagre (también a ojo)
1 huevo cocido
1/2 cebolleta
Ralladura de limón

Salsa de mostaza:

Batir con un tenedor hasta que estén bien mezcladas la mostaza, la mahonesa y la miel.

Si a vosotros os gusta que sepa más a una u otra cosa, sólo tenéis que añadir más de vuestro sabor favorito.

Relleno de pepinillos:

Picar mucho los pepinillos, las alcaparras, la cebolleta y el huevo cocido.

Podéis jugar con los ingredientes..cambiar los pepinillos por alcaparras, añadir arroz cocido, etc. Ya sabéis lo que suelo decir. Las recetas son orientativas, porque luego, cada uno las hace a su gusto.

 



Yo os he dado algunas ideas, pero ya sabéis que la cocina es imaginación y vosotros podéis rellenar estos bombones de lo que más os guste y sepáis que combina bien con el salmón. El pepino por ejemplo es uno de esos ingredientes que también casa con el salmón ahumado.

Ventajas:

Se pueden hacer con unas horas de antelación pero no más de veinticuatro horas.

En el momento de llevarlos a la mesa, sólo tenéis que sacarlos de su envoltorio y emplatar. Se puede servir sobre una base de lechuga muy picada y que no os pase lo que a mi, que no se os olvide espolvorear la ralladura de limón 😀

¡Va por ti!