PINCHO DE MORCILLA

pinchomorcillarios

Me apetecía hacer un pincho con morcilla Ríos pero buscaba algo sencillo donde se mezclasen los sabores de todos los ingredientes sin que predominase uno y hablando con Paco, decidimos que sería este que publico hoy.

Se hace así:

Se parte el tomate por la mitad, se le corta un poquito la base para que asiente bien y se hace a la plancha con un poquito de aceite de oliva virgen extra y a fuego fuerte por los dos lados. Cuando esté dorado por ambos lados, retiramos y reservamos.

Después, le quitamos la piel a la morcilla, la partimos en rodajas no muy gruesas y las hacemos a la plancha. Reservamos.

Se cortan unos aros finitos de pimiento. Creo que el verde le va mejor que el pimiento rojo o el amarillo. Y sobra decir que tampoco hay que mezclar los pimientos, al menos en este caso. Así que, el pimiento verde adjudicado para esta ocasión.

Lo que hay que hacer con el pimiento es freírlo, pero no debe estar mucho tiempo en la sartén. Con unos segundos es suficiente. Sólo queremos que se haga un poco pero que no quede blando.

Y ahora lo montamos.

Sobre el tomate, la morcilla y sobre la morcilla, los aros de pimiento.

Espolvoreamos unos cristales de sal y listo.

Mejor comerlo templado.

Ingredientes:

Tomates rojos
Morcilla Ríos
3 aros finitos de pimiento verde por pincho
Sal en escamas
Aceite de oliva virgen extra

Ahora que me doy cuenta, acabo de hacer un pincho sin gluten. Hace tiempo que tengo ganas de preparar algún aperitivo para celíacos y mira por donde, hoy, sin pensarlo, lo he publicado. Pues me alegro, a veces las cosas salen cuando menos te lo esperas.