Cómo hacer sal de azafrán de la Mancha

Hacer sal de sabores o de colores es muy fácil. Si, ya se que las venden hechas y son estupendas, pero ¿y si tienes el capricho de hacerla tú? o ¿y si te has quedado sin esa sal con sabor y la necesitas urgentemente cuando todas las tiendas del mundo están cerradas?

Para hacerla he seguido un procedimiento parecido al del azúcar de naranja que publiqué hace bastante tiempo.

En esta ocasión he usado azafrán pero la puedes hacer igual con vino si quieres conseguir sal con ese color.

Sobra decir que si la quieres más oscura o con más aroma, debes hacer la infusión más concentrada. Es decir, que eches más hebras o que repitas el proceso desde el principio una vez se ha secado la sal.

Puedes utilizar la sal que más te guste.

Ingredientes: 

100g de sal en escamas

30ml de agua

10 o 12 hebras de azafrán de la Mancha con DOP (Denominación de Origen Protegida)

Elaboración:

Haz una infusión con las hebras de azafrán. (ver consejos al final)

Mezcla con la sal.

Coloca papel de hornear sobre la rejilla del horno y echa encima la sal. Cuanto más esparcida esté, antes se secará.

Hornea a 80º durante 20 o 30 minutos aproximadamente. Puedes tocarla con los dedos para comprobar que está bien seca.

Guárdala en un tarro de cristal. Aguanta hasta el infinito y más allá.

Consejos:

Para hacer la infusión de azafrán, echa las hebras en agua templada y déjalas ahí hasta el día siguiente. Necesitarán 24 horas para soltar todo su aroma, color y sabor en el agua. Quedarán completamente blancas. Quítalas cuando vayas a mezclar el agua con la sal. Conviene no triturarlas porque es más cómodo apartarlas. No deben tostarse porque pueden quemarse y estropear el resultado.

El azafrán debe ser de calidad. Siempre uso azafrán de la Mancha con DOP. Sólo así estoy segura de su calidad y procedencia. El resultado final cambia mucho según el azafrán que se emplee.

Si quieres aprender a usar correctamente el azafrán de la Mancha, lee este artículo y verás que si merece la pena utilizarlo y no resulta tan caro como en un principio parece.

Va por ti.

Rollitos de obleas de arroz con bacalao ahumado y salsa oriental

Preparé estos rollitos con lo que tenía en la nevera, por lo tanto, si decides hacerlos, puedes seguir la receta al pie de la letra o improvisar con lo que tengas.

Aquel día había quedado algo de bacalao ahumado, así que me atreví a usarlo pero tú, si lo deseas, puedes prescindir de él y sustituirlo por lechuga o por más de una verdura.. incluso cambiarlo por pechuga de pollo a la plancha y luego desmenuzada. Siempre digo que las recetas son orientativas.

Para no liar mucho la cosa, explicaré cómo los hice. Quedaron bastante bien aunque también le da puntos lo sencillos que son.

No se tú, pero yo agradezco las recetas fáciles.

Aconsejo acompañar los rollitos con una salsa. En mi caso hice salsa oriental ajustando los ingredientes a nuestro gusto pero también le puede ir bien una salsa de chile dulce con cacahuetes. Más abajo escribiré la receta.

Ahora te voy a decir cómo hacer rollitos con obleas de arroz y bacalao ahumado.

Ingredientes para 4 o 6 personas:

160g de bacalao ahumado

2 pepinos rallados

2 zanahorias ralladas

Cilantro fresco

2 aguacates cortados en rodajas no gruesas

Obleas de arroz

*Receta para hacer salsa oriental*

4 cucharadas de salsa de soja

1 cucharada de aceite de sésamo

1 cucharada de vinagre de arroz

Zumo de media lima

Zumo de media naranja

Unas hojas de cilantro picadas

El verde del tallo de la cebolleta muy picado

1 cucharada de sésamo

1 poco de picante si lo deseas (en mi caso un poco de guindillas secas que había molido aquel día por la mañana)

1 poco de jengibre fresco rallado o 1/2 cucharadita de postre de jengibre seco

Elaboración:

Ralla el pepino y la zanahoria. Reserva.

Corta los aguacates en rodajas y échales algo de zumo de lima para que no se oxiden. Reserva.

Pon agua a calentar para hidratar las obleas de arroz. Debes seguir los pasos del fabricante. Te aconsejo que lo hagas de una en una. No tardan más de 20 segundos..por ahí anda.

Una vez esté la oblea hidratada, sácala y colócala sobre un paño húmedo.

En un extremo, pero sin llegar al borde, coloca 3 rodajas de aguacate, encima pepino rallado, luego algo de bacalao, unas hojas de cilantro y un poco de zanahoria rallada. No tiene que ser en ese orden… sólo debes colocar cada ingrediente encima del anterior.

Ahora empieza a enrollar hasta la mitad de la oblea. Aprieta bien para que el rollito quede compacto. Dobla los extremos hacia el interior y sigue doblando hasta llegar al final.

Repite la operación con todas las obleas.

Reserva en un plato o sobre un poco de lechuga húmeda y fresca.

Ahora haz la salsa mezclando los ingredientes líquidos. Después añade los frutos secos, el sésamo, el cilantro o la hierbabuena picada y el tallo de la cebolleta bien picado.

Moja el rollito en la salsa para comerlo por eso aconsejo servirla en cuencos individuales.

Si lo deseas puedes cortarlos por la mitad a la hora de servirlos.

Va por ti.

Hay otra salsa que también le puede ir bien a estos rollitos. Se hace mezclando salsa de chile dulce con cacahuetes, salsa de pescado y zumo de lima. Repito lo que dije más arriba. Hay que ajustar las cantidades a gusto del consumidor.

Notas: 

Puede que la primera vez te cueste manejar las obleas pero una vez hayas hecho dos rollitos, será coser y cantar.

No los hagas demasiado gruesos. Cuida la cantidad de relleno que pongas en cada oblea.

Procura que todos salgan iguales pero si no lo consigues, tampoco pasa nada. Lo importante es que estén ricos, eso si, que todo quede en casa…

 

 

Pimientos de Padrón. Aperitivo

Si prefieres que los pimientos queden crujientes, este es tu aperitivo y si encima te gusta el queso de cabra, ya estás tardando en memorizar la siguiente receta.

La leí en un libro que me regaló Gema, una amiga.

En el libro, «Cocinar en 3 pasos. Recetas para cada día», quitan las pepitas a los pimientos pero a mi me apetecía dejárselas, al fin y al cabo, la graci-a de estos pimientos reside en gran parte ahí.

Por cierto, ¿te has dado cuenta de que estreno dominio?. A partir de ahora la url del blog será www.pinchos-canapes.com

¡Vaya! que me desvío del tema. Vayamos con los ingredientes:

200g de pimientos de Padrón

2 cucharadas de hierbabuena fresca picada

1 cucharada de miel

Sal

Pimienta

100g de queso de cabra tierno (rulo)

Con sus semillas

Elaboración:

Limpia los pimientos con un paño húmedo.

Córtalos a lo largo por la mitad.

En un cuenco mezcla el queso de cabra con miel, hierbabuena muy picada, sal y pimienta. Debe quedar una pasta untable.

Enciende el horno y ponlo a 220º.

Coloca papel sulfurizado sobre la rejilla del horno.

Rellena, aunque no demasiado, los pimientos con esta mezcla y ve colocándolos sobre la rejilla. Yo lo hice con una cucharita de postre, aunque un cuchillo también te puede servir.

Hornea unos 5 minutos o hasta que el queso esté dorado.

Servir calientes.

Sin semillas. Aconsejo dejarlas.

Va por ti.