Sardinas de cuba aliñadas. Aperitivos con sardinas

Este aperitivo es mérito de mi hermano. Lo hizo él.

Hace poco recordó que un compañero suyo de piso preparaba las sardinas de cuba de este modo y no se si fue porque quiso rememorar su época de estudiante o simplemente las hizo porque se acordó de lo mucho que le gustaban.

El caso es que una tarde, estando en su casa, me ofreció estas sardinas y me gustaron tanto que decidí hacerles una foto y publicar la receta.

Mi hermano dijo que su amigo y compañero, se llama Javi, también le echaba pimiento verde crudo.

Reconozco que nunca me ha gustado el olor de estas sardinas de cuba y me alejaba cuando mi abuelo las comía con naranja pero de este manera me parecieron riquísimas.

Es muy fácil hacerlas. Los ingredientes van a ojo aunque daré cantidades aproximadas.

Ingredientes:

2 sardinas de cuba también llamadas sardinas de cubo, sardinas rancias, guardias civiles o arenques salados.

1 cebolleta grande o 1 cebolla

2 dientes de ajo morado

1 pimiento verde

Perejil picado

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Ponte unos guantes.

Coge una sardina. Quítale la cabeza y córtale el borde de la barriga.

Mete el dedo y limpia bien el interior de la sardina.

Ábrela y saca la espina central con cuidado para evitar quitar mucha carne.

Retira también las espinas pequeñas.

Desde el centro de la sardina y en dirección hacia la barriga, mete el dedo y ve separando la carne de la piel.

No deben quedar escamas.

Cuando las sardinas estén muy limpias, pártelas en trocitos y échalos a un cuenco.

Repite la operación con todas las sardinas que utilices.

Pica la cebolleta, los dientes de ajo, el perejil y el pimiento verde. En esta ocasión mi hermano no le echó pimiento pero lo aconseja.

Cubre con aceite de oliva virgen extra.

Déjalo reposar 24 horas como mínimo. Aguanta varios días en la nevera.

Va por ti hermanito.

Javi, gracias por ilustrar a mi hermano. 🙂

 

 

 

Conos rellenos de salsa romesco y gambas. Mini conos

Parece que los conos rellenos son aperitivos que siempre gustan, así que, ya era hora de publicar en el blog una receta con mini conos.

Estos los he rellenado con salsa romesco hecha en casa. Si quieres saber cómo se hace la salsa romesco de manera tradicional, pincha aquí. Merece la pena hacerla. Queda súper rica.

El resto tampoco tiene misterio. Unas gambas cocidas, una o dos rodajas de rabanitos y alguna hierba aromática fresca que aporte sabor y sirva para decorar.

He utilizado cilantro pero con un poco de eneldo fresco tampoco deben quedar mal.

Sale como un tazón de salsa romesco. Hice sólo 9 mini conos y sobró bastante. Calculo que con esa cantidad de salsa se pueden rellenar como 30 o 40 mini conos..tal vez algunos más.

Ingredientes:

Mini conos

Salsa romesco (receta aquí)

Gambas (una por cono)

Rabanitos (corta rodajas con un pelador de verdura)

Cilantro o la hierba aromática que tú prefieras.

Elaboración:

Rellena los mini conos o cucuruchos con salsa romesco.

Coloca una gamba cocida y pelada.

Decora con una rodaja de rabanito y un poco de cilantro.

¡Y ya está! Ahí tienes un aperitivo fácil y sabroso.

Si no quieres utilizar conos, haz canapés con tartaletas. También serán un éxito.

Va por ti.

 

Notas:

  • La salsa romesco puedes hacerla con horas de antelación, incluso un día antes. Guárdala en la nevera
  • Mejor si cueces tú las gambas. Ya sabes cómo cocer gambas. Agua salada y las echas cuando ésta rompa a hervir. Cuenta un minuto. Sácalas e inmediatamente las escurres y las introduces en agua fría con hielo y sal. Cuando se hayan enfriado, las sacas.

Rollitos de obleas de arroz con bacalao ahumado y salsa oriental

Preparé estos rollitos con lo que tenía en la nevera, por lo tanto, si decides hacerlos, puedes seguir la receta al pie de la letra o improvisar con lo que tengas.

Aquel día había quedado algo de bacalao ahumado, así que me atreví a usarlo pero tú, si lo deseas, puedes prescindir de él y sustituirlo por lechuga o por más de una verdura.. incluso cambiarlo por pechuga de pollo a la plancha y luego desmenuzada. Siempre digo que las recetas son orientativas.

Para no liar mucho la cosa, explicaré cómo los hice. Quedaron bastante bien aunque también le da puntos lo sencillos que son.

No se tú, pero yo agradezco las recetas fáciles.

Aconsejo acompañar los rollitos con una salsa. En mi caso hice salsa oriental ajustando los ingredientes a nuestro gusto pero también le puede ir bien una salsa de chile dulce con cacahuetes. Más abajo escribiré la receta.

Ahora te voy a decir cómo hacer rollitos con obleas de arroz y bacalao ahumado.

Ingredientes para 4 o 6 personas:

160g de bacalao ahumado

2 pepinos rallados

2 zanahorias ralladas

Cilantro fresco

2 aguacates cortados en rodajas no gruesas

Obleas de arroz

*Receta para hacer salsa oriental*

4 cucharadas de salsa de soja

1 cucharada de aceite de sésamo

1 cucharada de vinagre de arroz

Zumo de media lima

Zumo de media naranja

Unas hojas de cilantro picadas

El verde del tallo de la cebolleta muy picado

1 cucharada de sésamo

1 poco de picante si lo deseas (en mi caso un poco de guindillas secas que había molido aquel día por la mañana)

1 poco de jengibre fresco rallado o 1/2 cucharadita de postre de jengibre seco

Elaboración:

Ralla el pepino y la zanahoria. Reserva.

Corta los aguacates en rodajas y échales algo de zumo de lima para que no se oxiden. Reserva.

Pon agua a calentar para hidratar las obleas de arroz. Debes seguir los pasos del fabricante. Te aconsejo que lo hagas de una en una. No tardan más de 20 segundos..por ahí anda.

Una vez esté la oblea hidratada, sácala y colócala sobre un paño húmedo.

En un extremo, pero sin llegar al borde, coloca 3 rodajas de aguacate, encima pepino rallado, luego algo de bacalao, unas hojas de cilantro y un poco de zanahoria rallada. No tiene que ser en ese orden… sólo debes colocar cada ingrediente encima del anterior.

Ahora empieza a enrollar hasta la mitad de la oblea. Aprieta bien para que el rollito quede compacto. Dobla los extremos hacia el interior y sigue doblando hasta llegar al final.

Repite la operación con todas las obleas.

Reserva en un plato o sobre un poco de lechuga húmeda y fresca.

Ahora haz la salsa mezclando los ingredientes líquidos. Después añade los frutos secos, el sésamo, el cilantro o la hierbabuena picada y el tallo de la cebolleta bien picado.

Moja el rollito en la salsa para comerlo por eso aconsejo servirla en cuencos individuales.

Si lo deseas puedes cortarlos por la mitad a la hora de servirlos.

Va por ti.

Hay otra salsa que también le puede ir bien a estos rollitos. Se hace mezclando salsa de chile dulce con cacahuetes, salsa de pescado y zumo de lima. Repito lo que dije más arriba. Hay que ajustar las cantidades a gusto del consumidor.

Notas: 

Puede que la primera vez te cueste manejar las obleas pero una vez hayas hecho dos rollitos, será coser y cantar.

No los hagas demasiado gruesos. Cuida la cantidad de relleno que pongas en cada oblea.

Procura que todos salgan iguales pero si no lo consigues, tampoco pasa nada. Lo importante es que estén ricos, eso si, que todo quede en casa…