PAN DE MORCILLA

Me levanto este fin de semana con la idea de hacer pan de morcilla.

Cuando estuve en Gourmets, lo hablé con Miguel Ángel (Cocina para Bomberos), pero entre unas cosas y otras, los días pasaban sin que hiciese el pan.

Así que, enciendo el ordenador, leo mis cosas, abro mi facebook y ¡sorpresa! ¡Miguel Ángel ha publicado su pan de morcilla!. 🙂 ¡Para qué luego digan qué las casualidades no existen!. Han pasado días desde aquella conversación y mira por donde los dos lo hacemos al mísmo tiempo (bueno, Miguel A. un día antes).
Así que, ni corta ni perezosa, pincho su enlace para ver cómo lo ha hecho  y saber si es de la misma forma que yo había pensado. Y no, cambia algo, aunque no mucho, porque los ingredientes son los que son…

Hace unas semanas compré la panificadora de Lidl y desde entonces, he comprado muy pocas veces pan.

Tengo pendientes algunas recetas que he visto en varios blogs, entre ellos La Cocina de los Inventos y Tú te lo Guisas pero he de decir que el pan de hoy lo he hecho con la receta de Pan de Hamburguesa que ví en Los Blogs de María


Y cómo no, agradecer la ayuda de Locasita porque cuando compré la panificadora, tenía mis dudas y gracias a ella, me dí cuenta de un error que cometía.

Con esta receta sale un pan esponjoso a más no poder. Hay días que lo hago en la panificadora, otras veces sólo lo amaso en ese aparato y cuando el programa de amasado termina, lo horneo con la forma que quiero, barra, baguette, panecillos, en fin, como quiera en ese momento.

He cambiado algún ingrediente y he suprimido el aceite porque la morcilla ya tiene grasa suficiente. Así que, así es como he preparado el pan de morcilla.

Ingredientes:


500g de Harina
120ml de Agua
150ml de Leche
1 Cucharadita de potre de sal (5g)
2 Cucharaditas de postre de azúcar (10g)
1 Huevo
10g de levadura fresca
1/2 Morcilla de Arroz Ríos (ver el consejo del final)

Preparación en Panificadora: (no tengo paciencia para amasar a mano)


Templar el agua en el microondas, diluir la levadura en ese agua y verter en la cubeta de la panificadora.

Templar la leche y echarla también en la cubeta.

Añadir la sal, el azúcar, el huevo y la harina.

Poner el programa de amasado.

Mientras tanto, pelamos y deshacemos la morcilla que añadiremos a la masa cuando la panificadora nos lo indique con unos pitidos.

Cuando el programa termine, sacamos la masa y damos la forma que querámos.

Con esta cantidad, sale el pan que habéis visto en las fotos.

Dentro de poco, publicaré alguna cosita para picotear hecha con este pan.

Consejo:


Como era la primera vez que hacía pan y era a modo de prueba, no he querido echárle la morcilla entera por si sabía demasiado.

Con media morcilla ha salido muy bien, pero la próxima vez, se la echaré entera, sin miedo.

¿Os imagináis  las posibilidades de este pan?.