Salteado de cerezas con queso de cabra

Este salteado de cerezas suelo triturarlo y la salsa resultante la uso para acompañar carne asada, sobre todo carne de caza.

Pero en esta ocasión le he agregado pistachos y quería dejar enteras las cerezas pero la cadencia hizo que las rompiese un poco. Menos mal que me di cuenta a tiempo aunque al final, tampoco quedó mal.

Cuando es la temporada, para aprovechar las cerezas de nuestros árboles, suelo congelar unas pocas. Las deshueso con un aparato que compré hace tiempo y las meto en una bolsa al vacío. Después, a lo largo del año, con ellas hago salsas, helados, batidos, etc.

Quien sigue el blog sabe que me gustan los aperitivos que mezclen sabores dulces y salados y por otro lado, me he dado cuenta de que vosotros preferís recetas fáciles. Además, aún no tenía nada con cerezas, así que, con esta tapa matamos , como se suele decir, tres pájaros de un tiro.

No te preocupes si sobra salteado, puedes triturarlo y como dije más arriba, usarlo con carne a la plancha. Con cerdo, ternera y sobre todo con carne de monte, combina de maravilla.

Ingredientes:

500 g de cerezas (*ver notas al final)

1 cebolla morada no muy grande

40 g de mantequilla sin sal

60 g de pistachos (usé crudos)

50 mL de vino tinto (aproximadamente)*

Sal

10 g de azúcar

Tomillo *

Queso de cabra

Pan

Elaboración:

Pica en brunoise la cebolla y rehógala con mantequilla.

Cuando esté blanda, agrega las cerezas previamente deshuesadas y algo de sal.

Un par de minutos después incorpora los pistachos que romperás un poco con ayuda de un cuchillo, el azúcar y las hierbas aromáticas.

Dale unas vueltas y echa el vino.

Deja que espese y rectifica de sal.

Mientras tanto corta el pan en rebanadas que puedes tostar si lo deseas. Unta queso sobre ellas y cuando esté el salteado, pon un poco por encima.

Puedes espolvorear hierbas frescas, a parte de sabor, aportarán vistosidad y más aún si el tomillo o el romero están en flor. ¡Aprovéchalas para decorar tu tapa!

Notas:

Puedes hacerlo tanto con cerezas frescas como con cerezas congeladas que echarás directamente a la sartén. No conviene descongelarlas.

Para hacer la salsa o este salteado, siempre uso vino tinto manchego 100% tempranillo aunque con vino elaborado con garnacha también se obtiene buen resultado.

Puedes usar las hierbas que más te gusten. Yo suelo usar tomillo y romero pero solo con tomillo, puede valer. Siempre es mejor utilizar hierbas frescas.

¡Y ya está! Va por ti. ¿Cerezas y queso saben a beso? ¿O no era así?

Si quieres ver otro aperitivo con fruta que también merece la pena hacer en casa, lee está receta: Melocotones a la plancha con requesón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.