SALSA DE YOGUR CON ACEITE Y PALMITOS. COSAS QUE SALEN DE CASUALIDAD.

Unos días antes de hacer esta salsa, leí en Cocina.es un artículo de lo más interesante escrito por Sofía Rodríguez en el que nos explicaba como hacer mantequilla fácil de untar.

En cuanto lo leí, me dije que tendría que hacer la mantequilla de yogur pero cuando me puse manos a la obra, no volví a leer el artículo y me confundí al hacerla mezclando dos de las recetas que Sofía nos daba.
Alguien a quien quiero siempre dice que las prisas no son buenas nada más que para los delincuentes y los malos toreros. Aunque en esta ocasión, dado el resultado, a mi me vinieron bien aquella mañana en la que el tiempo me faltaba.
Lo que hice fue mezclar sin más, medio yogur griego con la misma cantidad de aceite de oliva virgen extra.
El resultado no fue una mantequilla evidentemente, si no una salsa con un toque amargo y un pelín ácido que me gustó. Su consistencia se parecía mucho a la de la mahonesa, es más, me atrevería a decir, que en algunos casos, se podría sustituir la mahonesa por esta salsa.
¿Y ahora con qué me como esto? pensé. Así que, abrí el armario donde guardo las conservas y vi que tenía palmitos y espárragos.
Elegí los palmitos, los saqué del bote y los partí a lo largo por la mitad.
Les eché un poco de esta salsa y resultó que le iba que ni pintada, pero le faltaba algo. Volví al armario y saqué las aceitunas negras y el pimentón de la Vera. Sólo compro dulce y picante, pero luego los mezclo en un botecito y fue éste el que elegí para espolvorear los palmitos.
Antes de eso, había picado mucho las aceitunas y las había repartido sobre los palmitos.
El resultado fue un aperitivo de lo más sencillo y rico. Me encanta como crujen los palmitos y siempre suelo tener en casa porque me gusta añadirlos a las ensaladas.
También he probado la salsa con espárragos y aunque no está mal, la prefiero con palmitos. Claro, que esto ya es cuestión de gustos.
Sobra decir que yo le espolvoreé pimentón, pero tal vez añadirle una cucharada de mostaza y mezclarlo bien tampoco le vaya mal..admite muchas cosas, así que, teniendo la base, el resto ya depende también de vosotros y de vuestra imaginación.
Yo con daros la idea de las aceitunas picadas, he cumplido, ¿no?
Ingredientes:
 
1 yogur griego
La mísma cantidad de aceite de oliva virgen extra que de yogur
Notas:
Lo hice usando la misma cantidad de los dos ingredientes, pero si queréis, el aceite, se lo podéis ir añadiendo poco a poco para que el sabor no sea demasiado fuerte.
Según el aceite que uséis, el resultado puede cambiar y si el vuestro tiene un sabor más recio que el que yo usé, puede que la salsa quede demasiado fuerte.
No iba a publicarlo pero hablando con Sofía cambié de opinión, así que, esta receta y su publicación se la debo a ella.
Las cosas siempre pasan por causalidad.
Va por ti.

6 thoughts on “SALSA DE YOGUR CON ACEITE Y PALMITOS. COSAS QUE SALEN DE CASUALIDAD.

  1. carmina

    Pues has hecho bien en publicarla, porque a mí, por lo menos, me ha gustado. Yo suelo hacer salsa con yogur y ajo machacado, con pepino, etc.. y la ide de la mostaza y las aceitunas me ha gustado. queda más ligero que con la mahonesa y además tiene menos calorías, jeje. Y como el aceite que uso es aceite virgen extra, pues le echo bastante menos cantidad, porque es muy fuerte, pero me encanta su amargor. Un beso.

  2. Lila GA

    Que rico!!
    Me encanta.
    Aprovecho mi visita para invitarte a participar en mi concurso de recetas, el premio te va ha encantar, se trata de un lote de productos de reposteria creativa valorado en mas de 50€, no te lo puedes perder
    Un besito
    LilaBlogger

Comenta. No te cortes.