CEBOLLAS RELLENAS DE BONITO

Tenía ganas de hacer cebollas rellenas hace bastante tiempo pero nunca me atrevía. No se por qué razón pensaba que no me iban a gustar, hasta que hace poco, hablé con alguien que las había comido muy ricas en un restaurante de la calle General Perón de Madrid llamado Viavélez, me animé y me puse a hacerlas en casa.

No se cómo eran las cebollas de ese restaurante, yo las he rellenado con lo que me ha parecido bien y me gusta.

Las cantidades las he ido echando a ojo, aunque intentaré dároslas lo más precisas posibles.

Solo hice tres cebollas, pero con la cantidad de salsa que sale, se pueden hacer algunas más.

Creo que son un aperitivo o entrante perfecto.

Ingredientes (los eché a ojo pero más o menos son estos):

3 cebollas medianas (mejor más grandes que pequeñas)
1 pimiento verde
7 tomates naturales maduros
1 latas de bonito en aceite de oliva
1 huevo cocido
3 pimientos del piquillo
2 cucharadas de coñac (también vale vino blanco)
Caldo de jamón o de verduras *ver notas al final
Sal
Pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra
1/2 cayena (opcional)

Elaboración:

Ahueca con mucho cuidado las cebollas con un «sacabocados» o cucharilla parisina desde la segunda capa hacia el centro.

Guarda pelada la pequeña «boina» que queda al cortar la parte de arriba de la cebolla.

Por otro lado, pica mucho la cebolla que sobró y la sofríes junto con el pimiento verde también picado en brunoise.

Añade el tomate y si quieres puedes agregar una guindilla. No olvides echar algo de azúcar al tomate para quitarle acidez.

Cuando la salsa esté lista incorpora el huevo duro y los pimientos del piquillo. Todo muy bien picado.

Rellena las cebollas con la salsa y ponles la tapa.

Salpimenta y colócalas en una cazuela con caldo de jamón o de verduras, algo de coñac o vino blanco y un poco del caldo de los pimientos.

Las cebollas deben estar apretadas para que no bailen y el caldo no debe superar su altura.

Se cuecen con el cazo tapado a fuego lento durante una hora y media aproximadamente. Se ve a ojo si las cebollas están tiernas.  No vale la olla expres.

Yo las he tenido listas en poco más de una hora.

Sírvelas calientes con un poquito de la salsa que queda en la cazuela.

Otra opción:  cuando las cebollas estén cocidas del todo, las sacas, les quitas la boina y espolvoreas queso por encima para gratinarlas en el horno hasta que el queso se dore y quede crujiente.

Notas:

Esta receta no admite olla a presión y fuego ni medio ni alto. Sólo lento, porque si no, las cebollas se deshojan.

La única dificultad está en vaciar las cebollas ya que hay que tener cuidado y no romperlas.

El caldo lo eché a ojo.

Importante cocer siempre las cebollas con su «boina» y la cazuela tapada a fuego lento.

Pienso repetir la receta y la próxima vez las gratinaré, aunque así, también estaban riquísimas.

¡Va por ti!

21 comentarios en “CEBOLLAS RELLENAS DE BONITO

  1. Es mejor vaciarlas sin cocer porque de lo contrario se romperían.

    Si vas a hacer esta receta, vacíalas crudas y con cuidado. Dejando sólo dos capas de cebolla como máximo.

    Si quieres, cuando ya las hayas rellenado y estén cociendo, puedes sacarlas 10 minutos antes, espolvorear algo de queso y gratinarlas hasta que se doren. Seguro que de esta manera también están muy ricas. Yo tengo que probarlas así otro día.

    Un saludo

  2. La verdad es que está muy bien y como tardan en cocer, te da tiempo para preparar otras cosas.

    Aunque ahora que lo pienso igual se pueden dejar hechas con antelación. Sacarlas unos diez minutos antes de que estén cocidas del todo, reservarlas y un ratito antes de llevarlas a la mesa, gratinarlas con algo de queso para que se puedan comer calientes..no se, eso ya es cuestión de organizarse y de cada uno.

    Besos

  3. Lola, te digo lo que a Manu..me daba cosa comerlas así, rellenas, cocidas..pero te animo a que las hagas!

    Otro día, las sacaré diez minutos antes de la cazuela y las gratinaré en el horno con algo de queso..

    Besos

  4. Manu, yo era reacia a comer así las cebollas, pero te aseguro que me han sorprendido gratamente.

    Chico, no se, el caso es que me daba cosa como a ti y ya se me ha «quitao»!!

    Otro día las gratinaré porque seguro que así también me van a gustar.

    Remuacks!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.