DÍA DEL HORNAZO EN PUERTOLLANO. RECETA

En Puertollano y en sus antiguas aldeas (Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de Calatrava, El Villar de Puertollano y Ventosillas) se celebra el día del hornazo un domingo después al de Resurrección.

Hay quien dice que sus orígenes se remontan al siglo XVI, cuando los clérigos insistían en que los fieles celebrasen la Resurrección de Cristo. Fue una costumbre que se extendió por Sierra Morena y por todo el Campo de Calatrava.

Los no creyentes dicen que es una tradición mucho más antigua que se debe a que la Pascua coincide con el Equinocio de primavera, de ahí que se coloquen huevos en el hornazo como símbolo del resurgir de la vida.

Mi madre y mi tía cuentan que en su casa se hacía pan cada cuatro o cinco días. Cuando tocaba hacer hornazos, primero se cocía el pan y cuando se sacaban los panes del horno, se colocaban boca abajo para apoyar sobre ellos las bandejas donde estaban los hornazos. Con el calor de los panes, las bandejas se calentaban y los hornazos leudaban en poco tiempo. Siempre con la cocina bien cerrada para que no entrase frío y con la chimenea encendida.

Se hacían muchos hornazos porque también le regalaban a la familia, pero ellas no sabían la receta, así que le pregunté a mi suegra que ha sido quien me la ha dado.

Así es como se han hecho siempre los hornazos y así es como yo he querido hacerlo para ser fiel a la tradición.

Se que soy repetitiva y lo he dicho en más de una ocasión, pero estas recetas tradicionales siempre me recuerdan a mis abuelos y hoy, mientras escribo la entrada viene a mi mente su cocina con su horno encima de la chimenea donde mi abuela Amparo medía los centímetros que yo iba creciendo. «Abuela, ¡mídeme!- le decía día si, día también.

También viene a mi memoria su casa y oigo la voz de mi abuelo Felipe llamándome Amparín, a pesar de no ser ese mi nombre, si no el de mi abuela y mi prima. A todas nos llamaba igual.

Pero a lo que iba. Hoy no seré la única en publicar la receta del hornazo dulce que se come en Puertollano. Cris de «A masa y mantel» y al igual que hicímos el día del chorizo publicará el suyo, y Manu de «Cocinando con Catman» también publicará su hornazo porque en su «zona manchega» también se come esta torta que en otros sitios llaman mona.. Seguro que cada uno tenemos nuestra versión o nuestra propia historia y recuerdos para esta receta tan antigua.

Es lo que entre nosotros venimos llamando «reto», pero de reto tiene poco. Me parece muy divertido que dos o más blogueros nos pongamos de acuerdo para publicar el mísmo día la mísma receta.

Con Manu también publiqué hace tiempo el pisto manchego que hacían nuestras abuelas y el lomo de orza. Me encantó la experiencia..había que repetir y este era el momento.

Será nuestro guiño a una de las tradiciones gastronómicas de Castilla la Mancha o como mínimo de la provincia de Ciudad Real.

Hay ciertas costumbres que no se deben perder. Y el hornazo es una de ellas, por eso quisimos rendirle homenaje.

Ingredientes para 4-5 hornazos:

Para la masa de arranque:

100g de harina de trigo  «normal» (no harina de fuerza ni harina de repostería)
100ml de agua
2g de levadura fresca

Por otro lado:

900g de harina de trigo (lo que nos queda del kilo)
3 huevos medianos
200ml de aceite de oliva virgen extra (si es de la variedad arbequina, mejor)
Ralladura de una naranja (sin la fibra blanca o mesocarpio)
El zumo de una naranja
Ralladura de uno o dos limones (sin la fibra blanca o mesocarpio)
125g de azúcar
25 g de matalahúva o anís
200ml de agua
1 dado de levadura fresca (serían 23g los que nos quedan)
Una pizca de sal
Huevos cocidos. Tantos como hornazos salgan. Para estas cantidades 5 huevos.

Antes de hornear:

1 huevo para pincelar los hornazos
Azúcar (para espolvorear)

Elaboración a mano:

Primero haz la masa de arranque mezclando muy bien todos los ingredientes. Para calcular 2g de levadura, un buen truco es dividir el taco en cinco partes iguales y una de esas partes, la divides en dos. Déjala reposar entre 30 minutos y 3 horas fuera de la nevera, tapada con film transparente.

Mientras tanto, pon a cocer los huevos. Échalos a un cazo con agua fría y en el momento en que el agua empiece a hervir, cuenta 4 o 5 minutos como mucho. Es mejor no hervirlos más porque en el horno se terminan de cocer y no queremos que la yema se ponga gris.

Haz el zumo de naranja y reserva.

Una vez han pasado las 3 horas que. como mucho,  la masa de arranque debe estar reposando y creciendo, llega el momento de ponerse a amasar.

Deshaz la levadura en la infusión ya colada de anís.

Pon la harina sobre la mesa con forma de volcán y haz un hoyo. Incorpora el resto de los ingredientes y la masa de arranque. Mezcla y amasa todo muy bien.

Esta tarea te puede llevar unos diez minutos.

Coge un cuenco o recipiente grande y úntale aceite. Dale forma de bola a la masa, métela en el cuenco, tápala con un paño limpio de algodón y déjala reposar. Pueden pasar unas 3 horas hasta que veas ha doblado su volumen.

Parte la masa en trozos iguales y dale forma a los hornazos con las puntas de los dedos y las palmas de las manos hasta que queden redondos. Con esta cantidad de harina pueden salir 4 hornazos de un huevo cada uno.

De cada porción tienes que apartar un poco de masa para hacer la cruz del huevo. Parte esta porción por la mitad y da forma de churro a cada parte. Recuerda que untar algo de aceite en las manos te puede ayudar.  Hazlo sobre un trozo de papel para hornear.

Coloca uno o dos huevos cocidos, según el tamaño que hayas elegido, ponle las tiras de masa en forma de cruz  y deja que doblen volumen de nuevo.

Recuerda que la cocina debe estar siempre cerrada y también evita que haya corrientes de aire porque a la masa no le gustan.

Cuando termines de formar los cuatro hornazos, espera media hora.

Pasado este tiempo, precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Justo antes de meter los hornazos, pincélalos con huevo y espolvorea azúcar. Si lo deseas, puedes mojarla con un poco de infusión de anís y así, húmeda, la repartes por el hornazo.

Cuando la torta esté dentro, baja a 180º la temperatura y hornea hasta que se doren durante unos 15 o 20 minutos.

Es mejor hornearlos de uno en uno aunque si voy con prisas, meto dos.

Con Panificadora: 

Haz la masa de arranque como explico en la elaboración a mano y cuando repose, introduce todos los ingredientes en la panificadora y pon el programa «masa». En la mía es el número 6.

Cuando el programa termina, saco la masa y le doy forma a los hornazos.

Dejo que doblen volumen unas 2 horas , les pincelo huevo batido antes de meterlos en el horno, espolvoreo azúcar y los horneo.

Para hornear, ya lo expliqué más arriba, conviene precalentar el horno a 200º y bajarlo a 180º cuando el hornazo esté dentro. Hornear hasta que se doren durante 15 o 20 minutos.

Notas y consejos: 

El grosor de los hornazos no debe ser muy alto. Poco más de un dedo porque los hornazos son tortas bajitas. Lo normal es hacerlos de uno o dos huevos y se les da la forma que ves en las fotos. Si no tienes mucha maña, puedes ayudarte con el rodillo pero sin apretar demasiado.

Las tiras que cubren el huevo en forma de cruz, deben ser más estrechas y más cortas (al menos eso es lo que dice mi madre). Pero a nosotros nos gustan mucho y por eso las hacemos más anchas y más largas. Mi hijo Daniel me ha ayudado con algunas de ellas. Nos encanta la parte que roza el huevo. Queda como más húmeda.

Si la masa se te pega demasiado a las manos y a la mesa, unta algo de aceite donde lo necesites. No añadas harina.

Si decides hacerlos y tienes cualquier duda, ponte en contacto conmigo a través del correo eléctronico e intentaré ayudarte. Para ello, pincha aquí

La receta del hornazo también podréis leerla en «La Comarca de Puertollano«. Es un periódico independiente de Puertollano y su comarca. Me apetecía que la publicásen aunque la mayoría de la gente y yo hasta este año, compramos el hornazo en las pastelerías o panaderías de Puertollano, que dicho sea de paso, trabajan más estos días para que todos podámos disfrutar de nuestro hornazo. Es un día señalado en Puertollano.

Mientras hacía las fotos, llegó una mano inocente, la mísma que me había ayudado a hacer las tiras de los hornazos. Por lo visto, le estaban dando voces. ¡Me lo como! a mi hijo y al hornazo.  Javier, a ti también, pero en esta ocasión sólo tu hermano ha sido mi ayudante.

Un beso. Es para mis hijos, no os hagáis ilusiones..

34 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Andrés dice:

    Gracias por la receta, ese hornazo esta buenísimo.
    Hace tiempo estoy buscando un receta de una torta que hacían en el pueblo de mis padres, Quero se llama. y a la torta la llamaban «Aguafria».
    Era una torta salada de aceite con unos agujeros como pinchados con algo.
    Me gustaría recuperar la receta si tu la conoces. Pues por ese nombre no soy capaz de encontrarla.
    Muchas gracias.

    1. Graci-a dice:

      Hola Andrés.

      No me suena pero puedo preguntar en las RRSS. A ver si algún seguidor sabe la receta.

      En caso afirmativo, te lo haré saber.

      Un saludo

  2. Maria angeles lozano dice:

    Muchas gracias por tu receta, yo soy de puertollano y me gustan las tradiciones , otros años he hecho hornazo pero con una receta que saque de Internet , voy a probar a hacer los de mi tierra. Gracias

    1. Graci-a dice:

      Gracias a ti. Espero que te salgan bien y que te guste el resultado.

      Un abrazo desde Puertollano. 🙂

  3. lolimarron dice:

    Estuve dando una vuelta por tu blog y como lo que mas me gusta son los dulces y los panes, me pare sobre todo en esta parte.
    Este pan me parece super original con esos dos huevos!!!jaja. Nunca había visto una receta de pan tan original.
    Y decirte también que me encantan las fotos.
    Besinos

    1. Graci-a dice:

      Gracias pero no es un pan.. Es una torta dulce.

      Hazla si te gustan estas cosas porque te va a encantar!

      Ya me contarás..

  4. Excelente la entrada!!!!!
    Me llama la atención el interés que le pusimos todos al hornazo en su día. Yo aproveché para contar su verdadera historia. je je.
    http://elemparrao.wordpress.com/2014/04/27/dial-hornazo/

    1. Graci dice:

      Pues claro..se trata de una tradición del pueblo y a quienes tenemos blog, nos gusta contarlo y dejarlo ahí para recuerdo nuestro. 😉

  5. Que buena pinta que tiene este pan!

  6. Graci dice:

    Y tanto de pueblo!! jeje

    A mi de vez en cuando también me gusta publicar cosas así.

  7. Graci dice:

    De nada, Capi. 🙂

    Es que tenemos una afición muy bonita y muy satisfactoria!

  8. Graci dice:

    Y nos conocímos!! Fue breve pero espero que haya más ocasiones.

    Un beso

  9. Graci dice:

    Arroz con leche con cerezas?? deberías publicar eso! 🙂

    La verdad es que a los abuelos se les quiere mucho. Son como unos segundos padres que nunca te regañan y te lo consienten todo. jeje

    Mi hijo pequeño es muy goloso pero tiene poca paciencia. Desde que metí en el horno los hornazos no se cuantas veces me preguntó cuándo podría comérselos. Y haciendo las fotos le tenía detrás. Cuando partí un trocito debió pensar que era para él y se lanzó. jaaja

    Si, el anís se usa en mucho. A las masas les da un sabor muy rico..las tortas resecas..etc etc.

    Y de lata nada!

    un beso.

  10. Graci dice:

    Muchas gracias, pasaré por el tuyo en cuanto pueda.

    🙂

  11. Esta receta tiene un toke muy de pueblo!!!! Como a mi me gustan!!!! 🙂

  12. No conocía esta receta, no tenía ni idea. Es una cosa que celebro cada uno de mis dias blogueros, aprender de todo el mundo que comparte sus recetas, historias, tradiciones…
    Gracia por compartir.

  13. Sus dice:

    Estupenda receta y post, también había leído sobre los salados, no los dulces, muy interesante. Besos!

  14. Ya veo que tienes muy buena mano tanto para unos sencillos canapés como para una receta que requiere un poco más de tiempo en su elaboración. Tengo que felicitarte, porque estos hornazos me han encantado. Con lo planitos que se ven antes de meterlos en el horno, y cómo crecen, ¡wow! Pero a quien más han tenido que llenar es sin duda a ti. Buena carga de recuerdos, ¿verdad, Amparín? Digo … Graci 😉

    Un beso y feliz semana. Y mañana nos vemos y nos conocemos 🙂

  15. Merle dice:

    Que tradición mas chula! Y como me prestó leer sobre tus abuelos y cuando eras niña! Estos recuerdos son de lo mas chulo, yo cuando pienso en mi abuelo por ejemplo, pienso en el arból de cerezas enorme que tenía en el jardín, y que cada año sacabamos las cerezas. Y luego mi abuela me hacía arroz con leche con cerezas 🙂
    El hornazo tiene una pinta super rica! Y esta manita que viene a coger un trozo de hornazo… que simpatico 🙂
    Una cosa me llama la atecnión aqui en España; se usa mucho anís, puede ser? En ALemania nunca lo usé para nada, pero aqui ya ví unas cuantas recetas con anís.
    Bueno, no te doy mas la lata, jaja
    Un besin!

  16. Graci dice:

    🙂 Tengo la voz de mi abuelo clavada en la memoria. Ese «Amaparín, ven aquí y dame un beso»…es como si le oyese.

  17. Graci dice:

    La verdad es que salió muy blandito y muy bien para ser el primero de mi vida! 🙂

    bs

  18. Carolina dice:

    Graci, yo no conocía este hornazo, sólo el salado. Este se ve delicioso y me encanta , pero tengo que decir que más me ha encantado leer tus bonitos recuerdos de niñez
    BEsitos

  19. Madre mía como te ha quedado!
    Impresionante. Se ve super jugosa!!!
    Riquísima! !!!

  20. Graci dice:

    Yo estoy empezando a perderle el miedo a las masas. Compré una panificadora hace un año y me está ayudando bastante..

    Besos

  21. Graci dice:

    Si, son primos hermanos. Diferente orígen pero receta parecida..

    Besos

  22. Graci dice:

    Muchas gracias. El hornazo se celebra en Sierra Morena y el campo de Calatrava.

    Bs

  23. Graci dice:

    No te crucificarán. 🙂 Además ha quedado monísimo que no viene de mona si no de bonito! jaja Al próximo se las pones y arreglado! De todas formas es lo que digo yo siempre..si está rico, qué más da todo lo demás!!

    un beso

  24. Es un hornazo de primera categoría, mira que las masas son una de mis cosas preferidas, pero esta mona que nos pones, es además de original, francamente interesante. Besos

  25. Este hornazo es primo hermano de la mona que hacemos por aquí. La tuya tiene una pinta estupenda. Besos.

  26. carmina dice:

    Son una delicia!! Aquí en Jaén también son típicos y ya he hecho unos pocos!! Te han quedado geniales. Un beso.

  27. Manu CatMan dice:

    No veas que ilusión me hace sentirme un poco más de Puertollano hoy!!!
    Yo olvidé la cruz, pero bueno, espero que no me crucifiquen jajajaj 🙂
    Besotes cielo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.