PATATAS CON CALDILLO

Este plato lo hace mucho mi madre. En su casa también se comía de vez en cuando y como a mí me gusta bastante, lo sigo haciendo en la mía. 

Es un plato típico de La Mancha que tiene que estar sabroso y saber a ajo y a cominos.

Está muy rico a pesar de que sólo lleva patatas. El comino, el pimentón y el ajo le dan ese toque tan manchego que tanto me gusta. Y el olor que desprende cuando se cocina…mmmm…sin palabras!

En cuanto al aspecto, no resulta muy atractivo para los niños, por eso de llevar el huevo estrellado, pero en cuanto lo prueban, se vuelven adictos a esta comida, al menos es mi caso!.

Y cae muy bien en los fríos días de invierno, cuando te apetece comer algo calentito.

Se puede decir que es un plato anti-crisis por su bajo coste.

En fin, vamos a la receta!.

Ingredientes:

4 Patatas
3 ó 4 Dientes de Ajo (si queréis, algunos más, yo le echo unos 5-6 dientes para 4 personas)
1 cucharadita de Cominos (también depende del gusto de cada persona)
1/2 cucharadita de Pimentón dulce o picante (al gusto)
2 huevos
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:

Se pelan las patatas y se cortan igual que para la tortilla, es decir, en rodajas finitas.

Se echan a una sartén grandecita con un chorrito generoso de aceite y se hacen las patatas como si fuesen a la plancha, removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto, en un mortero, machacamos los ajos a los que les hemos quitado el tallito del centro y los cominos.

Cuando las patatas hayan estado un rato en la sartén, se llena de agua el mortero y se añade el majado.

Echar 3 morteros más de agua . Remover y salar.

Y ahora es cuando a mí me gusta echar el pimentón para evitar que amargue.

Hay quien se lo echa antes del agua y lo sofríe pero si te pasas de tiempo amarguea..

Cocer hasta que se hagan las patatas.

Una vez cocidas, echar los huevos a la sartén y romperlos con la cuchara de palo, o batirlos antes en un plato, como queráis.

Rectificar de sal y servir.

Consejo:

A mi personalmente me gusta más con el pimentón picante, pero se lo echo dulce por los niños.

En cuanto a los ajos, como ya conté más arriba, depende del gusto de cada persona. En casa nos gusta mucho el sabor que deja el ajo en esta comida. Por eso, aconsejo, de 5 a 6 dientes de ajo y machacarlos muy bien en el mortero.

Los cominos se machacan cuando ya lo estén los ajos. La cantidad también depende del gusto de cada casa. He puesto 1 cucharadita, pero si es un pelín más, tampoco pasa nada. Al menos a mí no me importa.

Ya os dije que esta comida debe ir bien aliñada.

Es un plato económico que merece la pena probar.

Si queréis ver más comidas manchegas, pinchad aquí.

13 thoughts on “PATATAS CON CALDILLO

  1. Sara Pérez Ruiz

    Hola. Soy Sara, la prima de Belén. Me escribió Juli para comentarme que tenías un blog de cocina… Lo tienes súper bien montado! La página es perfecta. Lo que más me ha gustado ha sido la receta de las patatas en caldillo, creo que aparte de en el pueblo no las he visto hacer a nadie… Qué bueno. Y un montón de ideas para la cocina! Qué bien encontrar un blog así. Saludos desde Escocia,Sarita

  2. GYPUNTO

    Muchas Gracias, Sara. Algún día pondré migas aunque no se cuando. El blog es para pinchos y cosas de picoteo, pero me apetecía hacer un apartado con comidas de las que se hacen por aqui, que están bien ricas, a qué si?. Cuando vengas por aquí, espero poder conocerte, mi hermano y yo vivimos muy muy muy cerca!!! jaja

  3. Fran

    Hola Graci,Ya veo que no era broma lo de las recetas. Ahora, cuando no sepa que cocinar me iré a tu blog y seguro que encuentro algo. Esta noche empezare con las patatas con caldillo. En algun momento fueron mi comida favorita y ahora creo que llevo sin comerlas 15 años! Me encanta tu blog 🙂

  4. Pedro Saiz

    Que tétrico está el ambiente por aquí, menos mal que has preparado un plato que resucita a los muertos.XD.Que buenos estos platos en tiempo de crisis, que coño¡¡ en cualquier momento.Hasta la próxima, un abrazo y feliz finde.Pedro

  5. Josy

    Hola Graci. Buenísimo este caldillo y sencillo de preparar. Lo hago a menudo, preferentemente en invierno. Yo tuesto un pelín el pimentón antes de añadir el agua. (sin pasarse, porque si lo tuestas demasiado amarga y estropeas el plato)Así lo aprendí hacer a mi madre y a mi hijo pequeño le encanta.Consultaré tu blog. Saludos

  6. Gypunto

    PEDRO: Los fantasmas y los murciélagos desaparecerán el día 1.JOSY: Antes hacía lo mismo que tú con el pimentón, pero de esta manera da el mismo sabor y no te arriesgas a que amargue.Gracias por tu visita.

  7. ROCIO

    Pues si que tienen buena pinta Graci, además me encantan las recetas que llevan comino, así que las pienso probar, te lo aseguro, de hecho ya están guardaditas y todo!
    Un besito.

  8. Ricardo Cocina

    Sencillamente soberbias. Capaces de despertar a cualquier Quijote o Sancho desplomados sobre la mesa de una posada después de largos caminos e incontables escaramuzas cotidianas. Me regustan, Graci. Esto y un vaso de agua agria es todo lo que un buen manchego necesita para aguantar carros y carretas en una dura jornada de trabajo. Besos.

    • Graci-a

      Mis abuelos maternos tenían una posada y había gañanes en su casa que antes de irse a faenar al campo, desayunaban cosas como esta. Otras veces las hacían para comer mientras estaban en la era o en el campo cogiendo aceituna o lo que tocase según la época del año.

      Es un plato “que hace al estómago” los días de frío y además te llena de energía. Un plato humilde, de pastores y gañanes, comida de susbsitencia ..es curioso como con tan poco salen platos tan ricos y sabrosos. ¡¡Lo que hace el ingenio humano!!

      Prometo hacer las patatas de tu madre pero tú tienes que hacer estas. Ten en cuenta que debe quedar caldillo y como ya te dije, últimamente las como escalfando el huevo en los últimos minutos de cocción y las acompaño con pimiento seco frito (hay quien los llama choriceros o cornachos) pero en mi casa son pimientos secos. He de decir que como los de la Mancha no hay ningunos. Su carne y su tamaño los hace perfectos para secarlos y disfrutar de ellos fritos.

      Ya me he enrollado!

Comenta. No te cortes.